CINCUENTA AÑOS PARA UNA QUINTA, LA DEL 69, QUE NO OLVIDA SU PASADO

La Quinta del 69 tiene un encuentro
La «Quinta» asistió en El Cristo a una Eucaristía antes del encuentro

Mirar hacia atrás en el tiempo viendo el calendario y anotar que son ya cincuenta años los vividos, bien merecen una cena. Así los pensaron los quintos/as del 69 y así lo hicieron.

Con este espíritu de celebración y agradecimiento a la vida los quintos/as del 69 organizaron una cena el pasado fin de semana, que se llenó de gloria y alegría ante el encuentro de los madridejenses residentes y no residentes que tuvieron ocasión de compartir este evento.

La historia viene de atrás, y entre ellos se encontraba la directora del encuentro, a quien todos llaman ya presidenta, Inma Poveda, quien ha organizado junto a otros compañeros/as esta cita que tuvo lugar el 13 de julio de 2019.

Las nuevas tecnologías han ayudado mucho en este encuentro porque se creó un grupo con unos 130 participantes vía WhatApp a través del cual todos/as han estado en contacto a lo largo de más de un año para llegar al gran día.

El gran día fue un sábado cualquiera del mes de julio para el que se preparó una programación escueta, sencilla pero sustanciosa, que llevó a los quintos/as a disfrutar juntos más de doce horas.

A las 20.00 horas de la tarde en la ermita de El Cristo de Madridejos se reunían los más devotos para dar gracias a Dios por este día de encuentro, y pedir por sus compañeros fallecidos, tres en concreto los de esta quinta, uno de ellos fallecido en este año.

Sin olvidarse de su ex-compañeros y de los momentos vividos a su lado en el colegio, en la plaza, en la discoteca… los quintos/as participaron en la Santa Misa que fue predicada por el sacerdote de Madridejos, don Ángel Camuñas, quien agradeció la invitación a los congregados en la ermita.

A la cita religiosa, le siguió una cita festiva, cual si se tratara de un evento de ceremonia, porque no cuadraba nada mejor con qué comparar este día, en el que se encontraban un centenar de madridejenses unidos en la vida y en la historia del tiempo que les ha tocado vivir.

La solidaridad se puso sobre la mesa y así la cena que se organizó a partir de las 21.00 horas en Alcázar de San Juan se celebró en el restaurante de uno de los quintos, Carlos Arenas, quien agradeció el encuentro y la visita a sus instalaciones de sus compañeros/as.

Los/as madridejenses acudieron a Alcázar en dos autobuses o en coche propio, cada uno pudo elegir la opción que mejor se acomodaba a sus circunstancias personales.

Antes de la cena hubo tiempo para los saludos y el intercambio de impresiones de estos cincuenta años vividos, rescatando del pasado los mejores momentos y viviendo un presente, que ya ha pasado a la historia, pero que brilló con luz propia el día de la fiesta.

El menú quedó exquisito sobre la mesa y en el paladar, el servicio en el restaurante estuvo cuidado al máximo y el alboroto, la alegría y la sensación de ser todos unos quedó manifiesto.

Durante la cena hubo distintos momentos que destacar: el primero el momento fotos con amigos, compañeros, conocidos…; el segundo los saludos de una pareja de la quinta que llegaba desde Mallorca y que se querían hacer presentes en la cena, Pepo y Marisa; el tercero el cumpleaños de dos quintos, Pedro José y Consuelo; el cuarto la ovación a la presidenta y el quinto el retraso de Miguel, que llegaba desde Ibiza por cuestiones de trabajo, cuando ya había terminado la cena.

Toda celebración merece música, así que después de cenar se abrió la pista de baile para la quinta del 69 y todo rodó en la noche como debía ser con el debido disfrute, respeto, diálogo entre unos y otros, copas y cómo no, baile, baile hasta el amanecer.

Un pequeño número de quintos/as dejaban la fiesta a la 4.00 horas de la madrugada, los más marchosos, esos a quienes se puede decir que la juventud no les abandona, aguantaron hasta las 9.00 horas de la mañana.

Regresaron a Madridejos los quintos más marchosos y desayunaron, con etiqueta de origen, unas gachas, los unos/as, o un chocolate con churros, los otros/as.

Y después el WhatsApp se quedó en silencio hasta que descansaron los quintos/as del 69 que se han quedado con ganas de una más.

¡Deja tu opinión!