EL BARRIO DE LA MAGDALENA CELEBRÓ UN «DÍA DEL NIÑO» CON LOS NIÑOS

EL BARRIO DE LA MAGDALENA CELEBRÓ UN "DÍA DEL NIÑO" CON LOS NIÑOS 1
Los juegos de siempre unieron a niños de todas las edades

Hinchables, carreras y juegos de agua llamaron a las nuevas generaciones madridejenses desde los tres a los catorce años

El barrio de «La Magdalena» sigue de fiesta y esta semana, dando continuidad a la programación, se ha organizado la Semana Cultural por parte de la Asociación de Coros y Danzas Santa Magdalena, en colaboración con los vecinos del barrio, asociación y hermandad del mismo.

Han sido varias las actividades organizadas en esta Semana Cultural, pero la más llamativa se celebraba ayer jueves por la tarde en el barrio y se presentaba como «El Día del Niño».

En este día los juegos tradicionales de siempre, lejos de las consolas y móviles, tuvieron despiertos a los niños y adolescentes a lo largo de más de tres horas, en un barrio engalanado, alegre y lleno de vida, que espera ya la fiesta de la santa que se celebrará mañana sábado 20 de julio.

Las carreras de velocidad por edades, arrancaron las actividades preparadas sobre las 21.00 horas de la tarde, mientras los más pequeños disfrutaban de un hinchable ubicado frente a la plaza del barrio.

EL BARRIO DE LA MAGDALENA CELEBRÓ UN "DÍA DEL NIÑO" CON LOS NIÑOS 2
Los niños pusieron todo lo que pudieron por ser los mejores

La competición se dejó ver entre los niños de más corta edad y otros que ya cuentan con mayor experiencia de participación en este Día del Niño que todos los años forma parte de la programación de estas fiestas.

A este juego, donde el deporte esenciaba su sentido, le siguieron los juegos de agua, también competitivos. Uno de ellos consistió en llenar un vaso con agua llevando una esponja, por parejas, sin utilizar las manos empapada del líquido acuoso, tras recorrer una distancia razonable hasta llegar al recipiente.

Cada pareja participante se las ingenió para hacer llegar la esponja lo más empapada posible y de la forma más cómoda, aunque el trayecto no fue sencillo del todo.

El segundo de los juegos consistió en intercambiar un globo lleno de agua, también por parejas, intentando que no se cayera al suelo, y menos aún que se rompiese.

La tarde transcurrió llena de alegría, algarabía, entusiasmo, participación… y seguida por padres y vecinos, quienes animaban a sus hijos y les grababan en sus móviles.

El Ayuntamiento de Madridejos estuvo presente gracias a la colaboración de Protección Civil, que cubrió el desarrollo de los actos y acabó rociando a los niños y niñas con una lluvia de agua, que recibieron con agrado para relajar el esfuerzo empleado en los juegos.

¡Deja tu opinión!