PEDRO MORENO ESTRENA UNA SEVILLANA DEDICADA AL BARRIO DE SANTA ANA

PEDRO MORENO ESTRENA UNA SEVILLANA DEDICADA AL BARRIO DE SANTA ANA 1
Pedro Moreno en e momento del estreno

El madridejense participó en la VI Verbena dedicada a Santa Ana en el barrio del mismo nombre donde intervinieron varios artistas de Madridejos y Consuegra

El barrio de Santa Ana en Madridejos se encuentra en fiestas. Ayer viernes por la noche comenzó el programa festivo dedicado a la santa, madre de la Virgen María, quien tiene una capilla frente al colegio Santa Ana.

El primer acto de estas fiestas fue la celebración de la VI Verbena en honor a Santa Ana que contó con una primicia llegada de un madridejense y vecino del barrio, el cantante Pedro Moreno.

Pedro Moreno presentaba en su actuación una sevillana dedicada al barrio cuya letra ha sido compuesta por el también madridejense, Julio Rosell de la zona del Arroyuelo Alto, y con música del propio Pedro Moreno con apoyo de su guitarrista Luis Tapia y de su esposa Cristina Zapero.

Pedro Moreno estreno esta sevillana compuesta por Julio Rosell

La sevillana gustó y emocionó al barrio, que batió palmas tras la actuación agradeciendo a su vecino este tema, que ha quedado ya escrito en la historia de este barrio que lleva años manifestando devoción a la santa.

Pedro Moreno también intervino con otros de sus temas cantados en los escenarios a lo largo de sus 10 años de carrera, inspirados en columbianas, fandangos y copla.

En la verbena también intervinieron otros dos de sus compañeros de el grupo El Tallar de Madridejos, Martina Gallego y Robustiana Alcázar que también interpretaron distintas canciones de su repertorio.

Fuera del programa y de manera expontánea también participó la madridejense Milagros, acompañada a la guitarra por Luis Tapia quien cantó ¡Qué bonita es mi niña! y Abuelo.

PEDRO MORENO ESTRENA UNA SEVILLANA DEDICADA AL BARRIO DE SANTA ANA 2
Grupo infantil de los Coros y Danzas Prado Santa Ana

Los niños/as abrieron la verbena

Fueron los niños y niñas del grupo de coros y danzas Prado Santa Ana los que abrieron la verbena con unas sevillanas, y la Escuela de Noelia Merino, que llegaba también desde Consuegra con su sección infantil, dio continuidad a la intervención infantil.

La consaburense presentaba a sus niños/as con quienes bailó sobre el escenario donde fue presentada como directora de una de las escuelas más seguidas de la comarca por bailadores y bailadoras de Madridejos, Consuegra, Camuñas, Villafranca de los Caballeros o Villarrobledo, entre otros municipios.

Distintos palos del flamenco como sevillanas, rumbas y tanguillos de Cádiz fueron bailados por Fabián, Angela, Claudia y Natalia, de 3 a 6 años de edad, quienes se desenvolvieron en el escenario con delicada maestría.

El barrio agradeció la participación a todos los artistas, niñpos y adultos, a quienes les entregó un obsequio en agradecimiento a sus actuaciones.

El Ayuntamiento colabora en estas fiestas que esta noche continuarán con la Santa Misa dedicada a la santa y con el 23 festival folclórico Prado Santa Ana que presentará a grupos de Aldeanueva de la Vera (Cáceres), Manzanares (Ciudad Real) y Prado Santa Anta de Madridejos (Toledo).

EL SORTEO DE PAPELETAS TUVO COMO FRUTO CINCO BINGOS CANTADOS A LA VEZ

PEDRO MORENO ESTRENA UNA SEVILLANA DEDICADA AL BARRIO DE SANTA ANA 3
Momento del sorteo

El grupo de coros y danzas Prado Santa Ana vendió papeletas al precio de un euro para el sorteo de un cuadro de Santa Ana y cuatro botellas de vino de la tierra.

La línea sería premiada con una de las botellas, por lo que se podían cantar hasta cuatro líneas, el bingo con el cuadro de Santa Ana, excepto si se cantaban dos bingos ala vez, circunstancia que daría lugar a que los afortunados/as se llevarían una botella de vino porque «el cuadro no se podía partir».

Cantó línea un madridejense y el bingo se hizo se hizo esperar, tanto que cuando se cantó, cantaron cinco voces a la vez. Dos de ellas se correspondían con dos miembros del grupo de coros y danzas Prado Santa Ana, una con la misma persona que cantó la línea y otras dos nuevas voces también cantaron bingo, en total cinco.

La decisión de la mesa del sorteo no agradó al público, ya que se decidió guardar el cuadro de Santa Ana para sortearlo el año que viene y dar botellas de vino a los afortunados.

Los más entendidos, entre el público, decían que las reglas del juego no eran justas que lo que se debía hacer era sortear el cuadro entre los cinco afortunados y no guardarlo para sortearlo en 2020.

Continuaron las actuaciones y antes de terminar desde el grupo de Coros y Danzas Prado Santa Ana se decidió sortear el cuadro entre tres de los cinco afortunados, pues renunciaban a entrar en este sorteo los dos miembros del grupo de coros y danzas Prado Santa Ana que habían cantado bingo.

Así que el cuadro se sorteó entre las tres personas restantes y se lo llevó la persona que sacó el número más alto al azar de una bolsa. La afortunada fue Angelines que extrajo el número 65. El cuadro de la santa ya se encuentra en su casa.

¡Deja tu opinión!