MÁS DE 7.000 PERSONAS DISFRUTAN EN VERANO DE LOS CURSOS DE NATACIÓN PROMOVIDOS POR EL GOBIERNO DE LA DIPUTACIÓN

MÁS DE 7.000 PERSONAS DISFRUTAN EN VERANO DE LOS CURSOS DE NATACIÓN PROMOVIDOS POR EL GOBIERNO DE LA DIPUTACIÓN 1

Los objetivos de la natación son conocer y dominar el medio acuático, mejorar las capacidades físicas básicas y conocer medidas higiénicas y de recuperación que, junto con el ejercicio físico en el agua, posibiliten una mejora de la salud.

La provincia entera realiza cursos de natación promovidos y subvencionados por la Diputación de Toledo, para que nadie se quede sin aprender a nadar y dominar el espacio acuático, aumentando así la seguridad en todas las edades y favorecer una mejora del estado físico.

Los cursos concedidos a los ayuntamientos son de iniciación, con un total de 191, de enseñanza, con 154, de aquaerobic, con 82 y los de natación adaptada, que desarrollará un total de 27 en el ámbito provincial.

Los cursos se adjudican en función del número de habitantes de cada localidad, pudiendo celebrar dos cursos los pueblos menores de 1.000 habitantes; tres los que se encuentran en la franja de 1.001 a 2.000; cuatro  entre 2.001 y 3.000; cinco entre 3.001 y 5.000; y seis cuando se superen los 5.000 habitantes.

Cada curso está dirigido por monitores titulados o técnicos superiores o medios de Ciencias del Deporte o del Ciclo de Grado Superior, siendo obligatoria su contratación laboral.

A la convocatoria de la Diputación de Toledo se han acogido las entidades locales u organismos autónomos administrativos de la provincia.

La finalidad de los cursos es aumentar la calidad de vida de los participantes mediante la mejora del bienestar físico, psíquico y social, permitiendo adquirir autonomía en el medio acuático.

Desde el servicio de Deportes de la Diputación se colabora económicamente con los municipios para que la realización de estos cursos sea lo menos gravosa posible, situándose las subvenciones en una franja que va del 100 por 100 para los municipios menores del 1.000 habitantes y el 50 por 100 para los mayores de 5.000 habitantes.

Natación adaptada

La novedad de 2019 ha sido la posibilidad de realizar cursos de natación adaptada.

Cuando se habla de natación, no se busca únicamente el «aprender a nadar» y es ésta la razón por la que se le da el matiz de «adaptada» ya que se pretende que «conozcan al máximo las posibilidades de cuerpo en el agua», y no solo la natación como disciplina deportiva.

El trabajo en el medio acuático, aparte de permitirnos realizar tareas de educación física de base en las que trabajamos el esquema corporal (lateralidad, equilibrio, etc..); nos permite el desarrollo del tono muscular (fundamental para aquellas personas que se encuentran afectadas por alguna discapacidad); el control de la obesidad (el cuerpo pesa menos que el agua, por lo que podemos movernos con mayor facilidad y llevar una tabla de ejercicios sistematizada); y controlar la fatigabilidad de las personas al ser un medio que permite descansar o bajar la intensidad cuando el individuo lo necesite.

Icono de Lupa

.


¡Deja tu opinión!