LA PROVINCIA DE TOLEDO PIERDE TEJIDO EMPRESARIAL COMERCIAL Y EMPLEOS EN EL SECTOR DEL COMERCIO MINORISTA

LA PROVINCIA DE TOLEDO PIERDE TEJIDO EMPRESARIAL COMERCIAL Y EMPLEOS EN EL SECTOR DEL COMERCIO MINORISTA 1

Según FEDETO pese a los datos nacionales publicados por el INE en relación a la subida de las ventas del comercio minorista, en el mes de julio, el comercio de la provincia de toledo y de castilla-la mancha precisan de medidas de apoyo urgentes por parte de todas las administraciones

De enero a julio los datos de venta del comercio minorista no fueron buenos. De hecho, la desaceleración de economía española se dejaba notar especialmente en este sector.

Ahora, el Índice del Comercio Minorista, publicado por el INE, arroja el dato de que las ventas en el mes de julio han crecido hasta un 4,7% en términos interanuales.

Sin embargo, el pequeño y mediano comercio es el que menos crecimiento ha experimentado, un 2,9% frente a las subidas mucho mayores de las pequeñas cadenas (4,8%), grandes cadenas (7%) y grandes superficies (5%).

A pesar de los buenos datos nacionales del pasado mes, el comercio de la provincia de Toledo no parece estar experimentando la misma situación.

Desde la FEDETO seguimos insistiendo en la precaria situación del comercio de proximidad, formado en un 95% por autónomos, que se ven abocados a estrechar sus márgenes durante todo el año frente a la dura competencia del ecommerce y las rebajas continuadas. De hecho, cada vez un mayor número de estos autónomos se ven abocados al cierre de sus negocios, una caída que se va acentuando año tras año.

El comercio minorista siempre ha sido un pilar fundamental del empleo en la provincia de Toledo y en el resto de la región, tanto en régimen general como en el de autónomos, de los cuales al menos la mitad son mujeres.

Las administraciones en su conjunto deberían de liderar un plan específico y urgente para sostener al comercio minorista, también conocido como de barrio, porque contribuye a crear ciudad y espacios de confluencia de la ciudadanía.

Hasta ahora, la forma de regular liberalizando los períodos de rebajas, la subida del IVA, que implica que por el mero hecho de consumir haya que pagar un 21% adicional, la influencia del ecommerce, los cambios de hábitos de los consumidores y la competencia desleal son problemas que se han ido encadenando sin que a este sector se le aporten las soluciones que precisa.

Y el problema es que la pérdida de cuota de mercado es cada vez más evidente, y el empleo en el comercio lleva varios años registrando pérdidas históricas.

Unas de las medidas de actuación que demanda el sector es el fomento de la competitividad, mediante el apoyo a la digitalización del pequeño y mediano comercio, actualmente en desventaja con respecto a otros formatos comerciales.

Otras medidas el sector considera urgentes es reabrir el debate sobre la regulación de las rebajas, la lucha contra el intrusismo y la adopción de soluciones que se traduzcan en apoyos concretos a nuestros comerciantes.

¡Deja tu opinión!