EL PÁRROCO DE URDA HABLÓ A TOLEDO SOBRE EL AÑO JUBILAR EN «EL ESPEJO DE LA IGLESIA DE LA DIÓCESIS DE TOLEDO»

EL PÁRROCO DE URDA HABLÓ A TOLEDO SOBRE EL AÑO JUBILAR EN "EL ESPEJO DE LA IGLESIA DE LA DIÓCESIS DE TOLEDO" 1
Párroco de <Urda durante la celebración de la fiesta de El Cristo de Urda 2019

La cadena Cope en Toledo acogió al rector del santuario para conocer el Año Santo en la Diócesis de Toledo

El párroco de Urda, don Juan Alberto Ramírez Avilés, habló del Año Jubilar en la Diócesis de Toledo en la cadena COPE Toledo, el pasado viernes dentro del programa “El espejo de la Iglesia de la Diócesis de Toledo”, que dirige Juan García Martínez.

El Rector del Santuario Diocesano del Santísimo Cristo de la Vera Cruz de Urda, destacó a Urda como uno de los pocos lugares en el mundo que celebran Año Jubilar, un “tiempo de gracia y reconciliación con Dios”.

Concedido por San Juan Pablo II, este Año Jubilar, según el párroco “avala cuatro siglos ininterrumpidos de devoción al Nazareno, y debido al don de la perpetuidad concedido al Santuario de Urda, se celebrará todos los años en que el Día del Santísimo Cristo de la Vera Cruz de Urda (29 de septiembre) caiga en domingo.

El pasado 15 de septiembre el Arzobispo de Toledo y Primado de España, don Braulio Rodríguez Plaza delegaba, por convalecencia, el honor de abrir la Puerta Santa al Obispo Auxiliar de Segovia, don Ángel Rubio Castro.

“La Puerta Santa tiene un significado especial para los cristianos, el propio Cristo usa esta metáfora en el capítulo 10 de San Juan, cuando define la puerta de entrada en el aprisco, en el recinto de la presencia de Dios”.

Don Alberto Ramírez Avilés explicaba que la Puerta Santa es el sitio por donde fluye la corriente de agua de la Gracia del perdón y de la misericordia, siempre ubicaba en el lado derecho del Templo.

Indulgencia Plenaria

Los peregrinos que acudan este año a Urda pueden ganar la Indulgencia Plenaria atravesando esta Puerta Santa para encontrarse con la imagen del Santísimo Cristo de la Vera Cruz, siempre que se haya confesado quince días antes o después de la visita, se comulgue y se pida por las intenciones del Pontífice.

La historia del Santuario y de la Sagrada Imagen

El párroco de Urda, también habló sobre la historia de la Sagrada imagen de la que dijo que “tiene el soporte histórico de cuatro siglos ,  desde que en 1595 fuese tallada por Luis de Villoldo a petición de la entonces Cofradía del Santísimo Cristo de la Vera Cruz de Urda.

 “Urda tiene un Nazareno con la expresividad de la imagen de un Cristo sufriente que desprende serenidad y un gran porte de majestad; es una talla de cuerpo entero que transmite la humanidad Santísima de Cristo y a través de ella se llega al conocimiento de Cristo redentor, Dios y hombre”.

Para el rector del Santuario de Urda el Cristo de la Vera Cruz, el Cristo de Urda también es la fe de las gentes que salen de su vida cotidiana para tener un encuentro y con Cristo quien provoca grandes gracias”.

El Lignum Crucis

La  imagen llegó a petición de la Cofradía del Santísimo Cristo de  la Vera Cruz de hace cuatro siglos,  cuyos miembros estaban encargados de custodiar el Lignum Crucis, piedra fundamental del Santuario de Urda.

En  la guerra napoleónica cuando las tropas españolas se retiraron por Urda hacia los Montes de Toledo desde la última batalla en Consuegra las tropas francesas castigan al pueblo de Urda expropiándole el Lignum Crucis , este es el momento cuando todo el culto del Lignum Crucis empieza a tributársele a la imagen del Santo Cristo.

“Esto es lo que llama poderósamente la atención a los peregrinos que nos visitan por primera vez para gozar de este Cristo y de unos cultos muy especiales”.

La imagen ha estado siempre en el camarín, exceptuando la última persecución religiosa,  en los años 30 del pasado siglo XX, que fue profanada.

Los urdeños recogieron los restos que guardaron y pasada la contienda fueron restaurados en los talleres de José Jerique a finales  de 1930 en Valencia y fue expuesto de nuevo a los fieles el 18 de agosto de 1939.

¡Deja tu opinión!