LAS DOS RELIQUIAS DEL SAGRADO LIGNUM CRUCIS YA ESTÁN EN URDA

LAS DOS RELIQUIAS DEL SAGRADO LIGNUM CRUCIS YA ESTÁN EN URDA 1

Urda dispone hoy de dos reliquias del Sagrado Lignum Crucis, que fueron entregadas el pasado domingo 16 de febrero de 2020 a la Parroquia de San Juan Bautista del municipio toledano.

La primera ha sido donada por la Basílica de Segorbe a través de la familia urdeña Rabadán Albacete; y la segunda ha llegado gracias a la gestión de la Real Archicofradía del Santísimo Cristo de la Veracruz.

Este acontecimiento llenó de esplendor el Año Jubilar urdeño 2019-2020 en este día en que se celebró la procesión que partió desde la Parroquia de San Juan Bautista hasta el Santuario del Santísimo Cristo de la Veracruz , con ambas reliquias.

LAS DOS RELIQUIAS DEL SAGRADO LIGNUM CRUCIS YA ESTÁN EN URDA 2

Pasadas las once de la mañana de la casa del Mayordomo de la Real Archicofradía del Santísimo Cristo de la Veracruz de Urda, Daniel Galán. salía la segunda de las reliquias, mientras que la primera, donada por el canónigo de la Santa Iglesia Catedral Basílica de Segorbe (Valencia), don José Manuel Beltrán ya se encontraba en la Parroquia de San Juan Bautista.

Autoridades religiosas y civiles se concentraban a puertas de la casa del Mayordomo para iniciar la procesión hasta la Parroquia con la segunda reliquia, debidamente cubierta por un paño de terciopelo.

A la reliquia, que ha gestionado la Real Archicofradía, la acompañaba el documento que autentifica que dicha reliquia pertenece a la Sagrada Cruz donde murió Cristo, el denominado certificado de autenticidad del Lignum Crucis; y también la acompañaba el estandarte de la Real Archicofradía del Santísimo Cristo de la Veracruz de Urda, en procesión hacia la parroquia de San Juan Bautista.

A puertas de la Parroquia de San Juan Bautista, se encontraban el canónigo de la Santa Iglesia Catedral Basílica de Segorbe (Valencia), don José Manuel Beltrán, quien donaría minutos más tarde, la primera de las reliquias a la Parroquia, el párroco de Urda don Juan Alberto Ramírez Avilés, junto al capellán del santuario don José Antonio Fuentes y la familia Rabadán Albacete, quien ha gestionado la donación de la reliquia de la Basílica de Segorbe al Santuario del Santísimo Cristo de la Veracruz de Urda.

En el acto de donación estuvieron presentes la Real Archicofradía del Santísimo Cristo de la Veracruz de Urda, , el Canónigo de Segorbe don José Manuel Beltrán, la familia Rabadán Albacete, los sacerdotes de la parroquia, las cofradías de Urda y las Siervas del Corazón de Jesús, junto a los distintos estandartes que acompañaban las cofradías urdeñas.

El Santuario dispone ya de dos reliquias del Sagrado Lignum Crucis, la primera de ellas ha sido donada por el muy ilustre Canónigo de Segorbe, don José Manuel Beltrán a la parroquia urdeña, a través de la familia Rabadán Albacete, y la segunda que ha llegado gracias a la gestión de la Real Archicofradía del Santísimo Cristo de la Veracruz.

«Para Urda hoy es el día de la Cruz, se nos ha adelantado mayo», decía el párroco de Urda, don Juan Alberto Ramírez Avilés, antes de que el Mayordomo de la Real Archicofradía, hiciese entrega en el altar mayor a los sacerdotes de la Parroquia de la reliquia llegada a Urda a través de la Real Archicofradía para después, seguidamente, y firmando el acto de donación, entregara la otra reliquia, custodiada hasta la fecha en Segorbe, su Canónigo, don José Manuel Beltrán a la Parroquia.

Formalizada la donación comenzó la procesión de Gloria con las dignidades propias de la liturgia que da al Sagrado Lignum Crucis, cuyas reliquias fueron portadas bajo palio, con los honores semejantes al Corpus Christi, recogida con paño humeral.

«Las reliquias que se van a portar se adoran y no se veneran como las de los Santos, por haber estado en contacto con el sagrado cuerpo de Cristo», explicaba el párroco de Urda.

Comenzó la procesión con un itinerario y orden procesional que encabezó el estandarte de las Siervas de María, seguido de los estandartes de la Virgen del Carmen, de la Virgen de los Dolores y Soledad, de Cristo Crucicficado, del Santo Entierro, Bandera de las Esclavas de Nuestro Padre Jesús Nazareno, estandarte de la Santa Cruz de la Real Archicofradía del Sagrado Cristo de la Vera Cruz de Urda, y las banderas de Adoración Nocturna masculina y femenina; después bajo palio iban las reliquias del Sagrado Lignum Crucis, portadas por el canónigo de la Catedral Basílica de Segorbe don José Manuel Beltrán y por el capellán del Satuario de Urda, don José Antonio Fuentes.

Las distintas cofradías del Urda acompañaron la procesión de llevada del Lignum Crucis al Santuario del Santísimo Cristo de la Veracruz, así como la Agrupación Musical de Cristo Crucificado y la Banda de Cornetas y Tambores del Santo Sepulcro, ambas de Urda y las autoridades civiles encabezadas por su alcalde, don Manuel Galán.

En el Santuario del Santísimo Cristo de la Veracruz se celebró la Eucaristía concelebrada y presidida por el canónigo, don José Manuel Beltrán, ante un numeroso grupo de fieles que adoraron, por persona, una de las dos reliquias que se dieron a besar.

Accede al reportaje fotográfico de Cecilio A. Rabadán Castañares

¡Deja tu opinión!