MUJERES: PATRICIA RODRÍGUEZ UMPIÉRREZ

La uruguaya con residencia española. que vive en Madridejos desde hace más de veintiocho años, fue reconocida por su trayectoria personal y laboral en el ámbito del emprendimiento e integración

Patricia Rodríguez Umpierrez trabajó como camarera al llegar a Madridejos en el Pub Dylan, después trabjó en el gimnasio Gym Karpo´s ejerciendo su verdadera profesión pues está formada en aerobic y fitness.

Completo sus estudios con el INEF en Madrid, compatibilizando con su trabajo, además hizo un máster de nutrición, y en 1998 trabajó como profesora de enseñanza secundaria impartiendo Educación Física en Quintanar de la Orden y Corral de Almaguer.

Abrió una sala de Fitness y Taiwondo con un gabinete de nutrición sy salud, Physical Space Center, donde empezó a funcionar el primer club de aerobic registrado en la comarca.

El fruto de este club fueron festivales solidarios, festivales de música y movimiento, viajes por ciudades europeas, rutas de senderismo, con la que el club intentaba a compatibilizar deporte y parte social.

En el ámbito empresarial formó parte de la compañía Herbalife International donde alcanzó en un año estar en el puesto ejecutivo.

Su labor innovadora la llevo a iniciar el Reiki en Madridejos y junto al madridejense José Luis Doctor organizó un concurso de canto «Viaje a la fama» aprovechando el tirón de Operación Triunfo.

Durante siete años ha ayudado a la comparsa del AMPA Jesús Requejo de Madridejos del colegio público Garcilaso de la Vega, para participar en el carnaval de Madridejos.

Pertenece a un grupo de mujeres que se reúnen en Navidad y en el solsticio de verano para participar de ciertas inquietudes espirituales, quienes se prestan ayuda mutua en todos los procesos de cambio.

Patricia Rodríguez Umpiérrez también ha formado parte de un grupo de danza oriental que ha participado en la fiesta de moros y cristianos de Alcázar de San Juan y ha sido coreógrafa del musical Jesucristo Superstar con el grupo de Los Miserables de Consuegra.

Su creatividad también ha pasado por la cocina y ha elaborado un curso de cocina y elaboración de tapas, lo que le llevó a crear una pequeña empresa «Dulces para sorprender», con servicio de catering para eventos informales.

Hoy por hoy lleva una casa de de Alojamiento Turístico en Madridejos, Casa Pueblo, para fomentar el turismo local y comarcal.

¡Deja tu opinión!