CONSUEGRA HA SIDO EL ESCENARIO DE LA PRESENTACIÓN DEL AUDIOVISUAL «LA MEMORIA DE UN PUEBLO/ESPAÑA 1939-1975» DE ALFONSO ARTESEROS

CONSUEGRA HA SIDO EL ESCENARIO DE LA PRESENTACIÓN DEL AUDIOVISUAL "LA MEMORIA DE UN PUEBLO/ESPAÑA 1939-1975" DE ALFONSO ARTESEROS 1

CONSUEGRA HA SIDO EL ESCENARIO DE LA PRESENTACIÓN DEL AUDIOVISUAL "LA MEMORIA DE UN PUEBLO/ESPAÑA 1939-1975" DE ALFONSO ARTESEROS 2

Nada mejor que un entorno cervantino para la presentación del audiovisual «La memoria de un pueblo- España 1939-1975» , del periodista, documentalista e historiador, Alfonso Artesero, quien estuvo ayer por la noche en Consuegra para dar la primicia en la crestería manchega, delante del Molino «Rucio» y frente a un público que quiso vivir durante 45 minutos un resumen de la historia de España desde 1939 a 1975, a través de sus protagonistas: cantantes, actores, actrices, toreros, gente del pueblo, políticos y periodistas.

La ciudad de Consuegra ha tenido el honor de la presentación de este proyecto, que en un principio iba a presentarse en el Congreso de los Diputados, pero que debido a la pandemia, quedó clausurada su presentación.

Alfonso Arteseros, que se define apolítico, explicaba que hace escasos dos meses acababa este proyecto que «arrastraba desde hace más de diez años», nacido de su archivo profesional, del que se considera, no propietario sino depositario del mismo.

«Este trabajo que se divide en trece capítulos y dieciocho horas de grabación procede de mi archivo personal que he reunido a lo largo de 50 años de mi vida», confesaba a Manxa Digital.

Un archivo que no se compone solo de imágenes de España y del resto de países del mundo sino que contiene entrevistas a miles de personajes, que ha realizado a lo largo de estos 50 años de su vida y que ha sintetizado y seleccionado para este trabajo, al que considera una de las asignaturas pendientes de su vida.

«He realizado cientos de entrevistas a personas que he considerado importantes como artistas de cine, ingenieros, políticos, cantantes…, y un largo etcétera», informaba.

Alfonso Arteseros más llevado por la vocación que por la propia profesión, aunque ambas aptitudes están vinculadas, ha llegado a hacer entrevistas solo para guardarlas en su archivo personal, sin darlas a conocer, y que ahora, muchas de ellas salen a la luz como primicia, gracias a este trabajo.

La idea de este proyecto surgió del qué hacer con este importante archivo de archivos que poseía, y lo enlazó a la fecha de su nacimiento, situada en plena dictadura, en un momento donde España estaba aprendiendo a levantarse día a día para recuperar la España de siempre, con el esfuerzo de cada uno de los españoles que tuvieron que empezar de la nada tras la Guerra Civil.

Alfonso Arteseros valoró con acierto en que tenía un importante archivo donde se encontraban protagonistas que le había dado valoraciones y puntos de vista de esa España que se iba poniendo en pie poco a poco y nada lejos de recuperarse reinventándose.

«Recuerdo que cuando mandaba Franco yo era muy feliz, nunca me metí en política y no existía una sociedad como la de ahora que parece vertebrarse al lado de las ideologías; entonces nadie hablaba de política, sabíamos que había un general que vivía en un Palacio del Pardo que no nos acordábamos de él, nada más que cuando íbamos al cine y veíamos el nodo», declaró Alfonso Arteseros a Manxa Digital, quien también ha dicho que se ha valido de su experiencia personal para elaborar esta obra audiovisiual.

El periodo que va desde finales de la Guerra Civil Española hasta la restauración de la Monarquía, con Juan Carlos I tras el fallecimiento del general Franco , «se ha acuñado como el franquismo», dice el periodista e historiador, » y se ha obviado la etapa de superación que vivió España empezando desde cero tanto en el deporte, como en la música, el cine, en la moda, en la automoción o en la revolución de la mecanización del campo».

Y esto último que explicaba Alfonso Arteseros es la esencia de este proyecto audiovisual, que recuerda lo mejor de esos 36 años en los que los españoles hicieron historia.

El proyecto lo componen 5 DVD,s de comprensión mínima en la que se resumen estos 36 años de historia en trece capítulos y 18 horas de reproducción de buena calidad, con imágenes restauradas donde ha tenido que seleccionar el autor entre 8.214 personajes.

«En este trabajo intervienen unos 280 personajes, y esta ha sido la mayor dificultad de este trabajo, el saber escoger qué personajes iban a formar parte de la obra, qué temas iba a tratar y cuáles no», dice.

La presentación de este trabajo estaba enfocada a hacerse en el Congreso de los Diputados y después se hubiese continuado con una gira por toda España presentando el trabajo pueblo a pueblo, pero la COVID 19, lo tiró todo por la borda.

«La idea inicial de la presentación del proyecto se ha disuelto, incluso la distribución la hemos tenido que cambiar y hemos hecho una tienda virtual donde se puede comprar este trabajo.

Alfonso Arteseros ya ha sido entrevistado por Carlos Herrera, la semana que viene le entrevista Nieves Herrero, le entrevistará Carlos Alsina y estará en El Hormiguero para dar a conocer una parte de la Historia de España.

Y entre los pueblos que le esperan se encuentran Villanueva de la Cañada, el Teatro Romano de Mérida y la Plaza de Colón de Madrid, invitado por la Biblioteca Nacional, entre otros.

EL RINCÓN DE LOS MOLINOS

CONSUEGRA HA SIDO EL ESCENARIO DE LA PRESENTACIÓN DEL AUDIOVISUAL "LA MEMORIA DE UN PUEBLO/ESPAÑA 1939-1975" DE ALFONSO ARTESEROS 4

Alfonso Arteseros conoció el interés de un consaburense de tenerle en Consuegra para presentar » La memoria de un pueblo- España1939-1975″, y no dudó en aceptar la invitación, porque Consuegra ha sido parte de las andanzas de este caballero que ha cabalgado entre los siglos XX y XXI, pues en Consuegra estuvo grabando hace 40 años, según él ha confesado.

«Consuegra no solo es el epicentro de Castilla-La Mancha sino también el epicentro del idioma que más se habla en el mundo después del chino, que es el idioma de Cervantes, y es una ciudad que me da muy buenas vibraciones».

Alfonso Arteseros intuía que la presentación de su trabajo en Consuegra le iba a emocionar y así fue, justo en el momento en el que un acalorado aplauso sin límite de tiempo despertó tras la proyección resumen de su trabajo.

A Alfonso Arteseros le presentó en este acto el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Consuegra, Remigio Díaz Martínez, a quien acompañó Daniel Arias, presidente provincial de Vox, que se encontraba entre el público.

También estuvo acompañado por el alcalde de Consuegra, José Manuel Quijorna García, quien ejerció como anfitrión de Consuegra, acompañado de sus concejales.

Quijorna García, embelleció su saludo al periodista e historiador haciendo referencia a los molinos de Consuegra que se encontraban envueltos en ese momento por un atardecer sin igual en el mundo.

El alcalde dio su definición de la libertad vivida en la etapa histórica que ocupa el trabajo audiovisual y la libertad actual, una libertad la de ahora «muy calculada y de pensamiento corto», definición esta similar a la que dio Arteseros en su intervención.

Alfonso Arteseros se dirigió con naturalidad al público reunido, donde se cuidó el aforo y las condiciones de seguridad en la explanada del molino Rucio; público a quien confesó que iba a presentar un proyecto cargado de anécdotas tristes y alegres, un proyecto que quiere que los españoles vean en su casa, y no a través de la televisión.

El proyecto ha tardado en montarlo año y medio, del que dijo al terminar el acto que haberlo presentado como primicia en Consuegra «es algo que no olvidaré en la vida».

Lamentó que el 70% de los personajes que aparecen en el audiovisual ya hayan desaparecido, y dedicó esta presentación a aquellos/as niños y niñas que crecieron haciendo la historia que él presentaba, los nacidos durante la Guerra Civil y en la posguerra, muchos de los cuales acaban de dejar este mundo por la COVID 19.

Recordó que el proyecto ha estado apoyado por gente joven, gente que debe leer la historia para conocerla, entre ellos un rumano; un proyecto para el que no ha recibido subvención alguna y que ha sido costeado por él a nivel personal dando respuesta a esa «asignatura pendiente» que estaba por aprobar.

¡Deja tu opinión!