EL PROGRAMA «VIVES EMPLEA» EN CONSUEGRA Y QUINTANAR DE LA ORDEN

El 49,6% de quienes participaron en el primer semestre de 2020 encontraron un empleo en Castilla La Mancha

Las localidad de Consuegra y Quintanar de la Orden ya han puesto en marcha el Programa Vives Emplea gracias a la colaboración de sus Ayuntamientos con Acción con el Hambre que tiene por objetivo favorecer la inserción socio-laboral de personas con dificultades a la hora de acceder al mercado laboral.

Gracias a este programa se ayuda en la búsqueda de empleo a personas desempleadas para aumentar sus posibilidades de encontrar trabajo en el mercado laboral.

Las personas que asisten están aprendiendo a desarrollar competencias personales y profesionales altamente demandadas en el mercado laboral, y conocerán y usarán herramientas para mejorar su empleabilidad, así aprenderán a contactar con empresas donde conocerán de primera mano qué necesidades tienen y poder así adaptar su candidatura, también contarán con el acompañamiento de profesionales.

La Solana, Ciudad Real, Toledo, Illescas, Quintanar de la Orden, Seseña y Fuensalida también han comenzado este programa en este mes de septiembre.

Desde 2016, Acción contra el Hambre está llevando a cabo sucesivas ediciones en la provincia obteniendo resultados satisfactorios, pues el 48,7% han encontrado trabajo antes de acabar el proyecto o al acabar el programa, y el 52% en menos de seis meses. Además, el 17% inicia o retoma algún tipo de formación para mejorar su perfil profesional.

VIVES EMPLEA

“Vives Emplea” está compuesto por 25 participantes en cada edición. Las actividades consisten en sesiones grupales (9 horas a la semana) y personalizadas, contactos directos con empresas y la participación en eventos de empleo y talleres con responsables de recursos humanos de empresas colaboradoras, lo que incrementa sus posibilidades de encontrar trabajo.

Asimismo, Acción contra el Hambre tiene una red de intermediación con más de 40 empresas favorables a contratar a los participantes de sus programas o apoyarles mediante mentoring, prácticas…

Durante la primera edición de 2020 (enero – junio), Acción contra el hambre ha realizado una adaptación metodológica del proyecto, algo que ha garantizado la continuidad de los proyectos, así como poder atender las nuevas necesidades de las personas participantes.

Esta adaptación ha mejorado la eficacia del proyecto, consiguiendo resultados muy satisfactorios (49,6 % de inserciones), por ello en el presiente proyecto se trabajará primero eliminando las posibles brechas digitales de participantes, el uso de herramientas virtuales, para garantizar el trabajo en equipo, la intervención de expertos en el mercado valorar, así como la realización de acciones formativas acordes con los objetivos profesionales de participantes mediante teleformación.

¡Deja tu opinión!