La Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui recibe la donación de 3.350 euros recaudados en una cena solidaria en Villacañas

El consistorio también colabora con esta asociación que ha participado del proyecto «Un verano diferente» del Frente Polisario y en el Proyecto Madrasa

La Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Villacañas ha recibido los 3.350 euros recaudados por el restaurante El Capricho de los Torres donde se celebró el pasado 1 de febrero una cena solidaria a favor de esta asociación.

Tras los meses de confinamiento y alerta sanitaria, finalmente Carlos Torres entregó el cheque solidario a Conchi Cortecero, presidenta de la asociación, en un sencillo acto al que acudió con algunos de sus compañeros.

La Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui lleva más de dos décadas trabajando desde Villacañas para mejorar la calidad de vida de niños y niñas, y sus familias, de los campamentos de refugiados saharauis.

APORTACIÓN DEL AYUNTAMIENTO

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Villacañas ha aprobado, a instancias del Consejo Local de Cooperación, una ayuda de 5.000 euros dentro de la convocatoria por la que el consistorio destina el 0,7% de sus recursos a proyectos de cooperación al desarrollo.

En este caso, esa cuantía se destinará a asistencia alimentaria para los campamentos de Tinduf (Argelia).

Esta ayuda, junto con la recaudación obtenida con la cena solidaria, se destina a medicinas, alimentos, educación… a través de los distintos programas existentes.

Tradicionalmente, los pequeños disfrutan de los meses de verano en nuestra localidad gracias al programa “Vacaciones en Paz” pero en este año 2020 este programa se suspendió con motivo de la crisis sanitaria provocada por el COVID-19.

«UN VERANO DIFERENTE» Y PROYECTO MADRASA

Villacañas sin embargo ha colaborado con el programa “Un verano diferente” en colaboración con el Frente Polisario.

Desde el gobierno saharaui se ha puesto en marcha este programa más amplio de lo habitual para que todos los niños y niñas de los campamentos puedan disfrutar también allí de actividades de ocio.

Asimismo, continúa el proyecto Madrasa de estancia temporal por estudios de adolescentes a partir de 12 años cuyo objetivo es facilitarles todos los medios para su formación académica y personal sin perder el arraigo con su cultura, lengua y familias biológicas.

En estos momentos, hay 3 jóvenes que gracias a este programa viven con familias de la localidad mientras cursan sus estudios.

La Asociación se ha mostrado muy agradecida por toda la ayuda recibida que aseguran llega íntegra a su destino, los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf.

¡Deja tu opinión!