LA EDUCACIÓN PRIVADA CONCERTADA PREDICE EL ALCANCE DE SU RIESGO CON LA LEY CELÁ

la Educación Concertada está recogiendo firmas para parar la aprobación de la LOMLOE que «trata de imponer el modelo público de enseñanza»

Los colegios privados concertados temen a la Ley CELÁ o LOMLOE, una ley que a su juicio no respeta la libertad de enseñanza y la pluralidad en el sistema educativo.

El sistema educativo en los colegios privados concertados se encuentra en riesgo porque la LOMLOE convierte a la enseñanza privada-concertada en subsidiaria de la pública.

Más de 165.800 profesores podrían perder su trabajo si se aprueba la LOMLOE y más de 77 mil alumnos de Educación Infantil tendrán que decir adiós al colegio que decidieron sus padres para formarse.

La elección de centro por parte de las familias o el alumnado quedará anulado, además la Ley Celá intentará imponer el modelo público castigando la pluralidad, cercenando la libertad de enseñanza y llevando a asignaturas como la Religión a un segundo plano, con la consecuente pérdida de valores morales que deben aprenderse desde la educación temprana.

Por otra parte la carga docente de los docentes de la concertada no se equiparará a los de la pública teniendo como consecuencia directa tener más trabajo por menos salario.

Más de 2,1 millones de alumnos tendrían que cambiar de colegio y la Ley amenaza la continuidad de los Centros de Educación Especial perdiendo la atención personalizadas 56.800 alumnos.

Por todo ello la enseñanza concertada está difundiendo distintos manifiestos y recogiendo firmas para que se pare la aprobación de esta ley par apostar por una educación inclusiva con todos y para todos.

También te puede interesar la educación concertada se rebela

¡Deja tu opinión!