SEIS VINOS DE MADRIDEJOS FUERON COMENTADOS EN LA CATA DE LA TÉCNICO SUPERIOR VITIVINÍCOLA, ISABEL COBO MORAL

Participaron en esta cata solo vinos madridejenses de las cooperativas Santo Cristo del Prado, Nuestra Señora de Valdehierro y de la bodega Bogarve 1915

Con aforo completo y lista de espera se celebró dentro de las actividades programadas en las XIV Jornadas del Azafrán de Madridejos la Cata comentada por la madridejense y Técnico Superior de Viticinivultura, Isabel Cobo Moral, quien probó tres vinos blancos y tres tintos de las cooperativas Santo Cristo del Prado, Nuestra Señora de Valdehierro y de la bodega Bogarve 1915 en el salón de El Pretil.

La cata contó con distintas variedades de las bodegas mencionadas y el acto fue programado en dos partes la cata de vinos blancos variedad airén y la cata de vinos tintos.

En los vinos blancos variedad airén se cataron El Almendrillo de la cooperativa Nuestra Señora de Valdehierro, Clon 54 de cooperativa Cristo del Prado y Sauvignon Blanc La Cruz Vega de Bogarve 1915

En los tintos se eligieron el tinto tempranillo de El Almendrillo de cooperativa Nuestra Señora de Valdehierro, Casa Grande de Madridejos de variedad Syrah de cooperativa Cristo del Prado y un trivarietal de La Cruz Vega con tempranillo, syrah y merlot.

La técnico superior vitivinícola instruyó cómo hacer la cata de cada uno de los vinos pasando por tres fases: la visual, la olfativa y la gustativa, apreciando color, olor y sabor.

Se probaron desde los vinos más suaves a los vinos más fuertes y potentes a fin de permitir una clara diferencia entre unos y otros vinos.

Colores pálidos, verdosos y amarillos destacaron a los vinos blancos que se prestaban a sabores a plátano, manzana, azahar, frutas herbáceas, melocotón, mango piña o pera, también de sabores ligeros, secos o ácidos.

Los tintos por su parte, que son vinos por lo general con más cuerpo que los blancos, dieron a ver tonos púrpuras, cereza, con cualidades de limpios y brillantes, llevando al olfato aromas a frutos rojos, madera, floral, con toques de licor mientras que el gusto detectó matices ácidos, que suelen dar estos vinos por lo general muy potentes y secos, que dejan recuerdo en el paladar.

Entre vino y vino, de los que algunos de los presentados han ganado calidad en barrica, los catadores limpiaron su paladar con agua o palitos de pan para distinguir un vino de otro.

En la cata se conocieron algunos detalles de estos vinos como que la variedad airén se oxida fácilmente, que los tonos verdosos nos dan a conocer que son un vino joven o que la uva tinta tiene su pulpa blanca excepto algunas variedades como la garnacha tintorera cuya pulpa también es morada.

Isabel Cobo Moral se despidió agradeciendo a la asistencia compartir con ella esta cata comentada, a quien aconsejó a la vez que los vinos están para disfrutarlos.

Además la técnico superior vitivinícola invitó a que se probasen vinos de Madridejos que en calidad han ganado mucho con el paso de los años, gracias a que los viticultores del municipio trabajan cada vez más en que sus vinos sean los mejores, porque hoy «se paga la calidad».

Las XIV Jornadas del Azafrán han estado organizadas por el Ayuntamiento de Madridejos a través de las concejalías de Cultura y Turismo en colaboración con el Patronato Municipal de cultura y la Diputación Provincial de Toledo.

¡Deja tu opinión!