Las empresas de autobuses de Toledo al límite por los incumplimientos de pago de la Administración

La situación es tan grave que hay empresas al borde de la quiebra

El sector del transporte escolar de viajeros de la provincia de Toledo se encuentra en una situación límite. Durante el año los representantes de la asociación de transporte de viajeros por carretera, ha mantenido contactos con la Administración regional, para adoptar medidas respecto al transporte escolar. Si bien en un primer momento se plantearon las ayudas necesarias para ayudar a las empresas, llegamos al final del año 2020 y no se han materializado ninguna de ellas.

Según informa FEDETO en nota de prensa, los retrasos y el incumplimiento de los acuerdos firmados con la Consejería de Educación al inicio del curso, está provocando que la mayoría de las empresas de este sector en la provincia de Toledo estén al borde de la quiebra.

Si bien las empresas han prestado el servicio de transporte escolar, las empresas no cobran nada desde hace más de ocho meses. y sin dejar de prestar el transporte escolar. Mientras otras provincias de la región cobran puntualmente, los empresarios de la provincia de Toledo sufren un reiterado retraso en los pagos.

A esta situación debemos añadir que las diferentes Consejerías obligan al cumplimiento de una normativa cada vez más exigente. Pero lo paradójico ya no solo es que no asumen los compromisos de pago, sino que tampoco se hacen responsables del suministro y abono de las medidas sanitarias que deben cumplir las empresas.

Todas las actuaciones destinadas y anunciadas para aliviar la difícil situación de las empresas de transporte que se vieron obligadas a parar sus actividades totalmente no se han llevado a cabo, la falta de liquidez es evidente cuando llevamos dos meses haciendo rutas de transporte escolar, pagando sueldos, impuestos, seguridad social y no recibiendo nada a cambio.

El Transporte de Viajeros es un servicio esencial, somos las empresas que trasportamos a nuestros hijos a estudiar, a nuestros padres y abuelos, a nosotros a trabajar y si no hay empresas de autobuses no habrá transporte en esta Comunidad y parece que de esto se han olvidado los que nos gobiernan.

Detrás de las casi 100 empresas de autobuses de la provincia de Toledo, hay 2.000 personas que viven de ellas, y no parece importarle a la Consejería de Educación, que no toma ninguna medida para tratar de aliviar la difícil situación económica que ella misma causa con el retraso de los pagos.

¡Deja tu opinión!