URDA UNO DE LOS MUNICIPIOS DE LA MANCHA QUE NO HA SUFRIDO PLAGA DE ROEDORES EN LOS ÚLTIMOS AÑOS

El Ayuntamiento destina parte de su presupuesto a controlar este tipo de plagas y ha dado a conocer a sus vecinos el informe emitido por la empresa con la que trabaja.

La empresa contratada por el Ayuntamiento de Urda para el control de plagas ha dado como resultado que en los últimos años la localidad no ha tenido ningún episodio de plaga de roedores, cucarachas y otros antrópodos transmisores de enfermedades.

El Ayuntamiento de Urda lleva anualmente las campañas necesarias de desinfección de su red de alcantarillado para asegurar la salubridad dentro del casco urbano y evitar que los roedores y cucarachas sean un problema para sus vecinos, así como los insectos vectores.

Según fuentes del Ayuntamiento de Urda, «desde el Ayuntamiento se trata de controlar la aparición de roedores con campañas periódicas y atendiendo a la solicitud y aviso de los vecinos ante la aparición de roedores».

«En los escasos años que llevamos siendo responsables, hasta donde alcanzan nuestras disponibilidades, de la red de alcantarillado de Urda no se ha planteado ningún episodio de plaga de gravedad y se ha avanzado significativamente en los usos que influyen sobre un control efectivo», se indica el informe.

Así explica que tampoco se ha registrado ninguna situación fuera de lo normal en los centros y dependencias donde se realiza este tipo de desinfección y control.

«No se ha encontrado situación anormal ni en cuanto a macroorganismos vectores, ni en cuanto (en otro caso) a la Evaluación de Riesgo y Control de microorganismos peligrosos como es Legionella pneumophila», indican.

La empresa dedicada a la desinfección ha conseguido en los últimos años, en distintos municipios de Toledo, reconducir una situación de partida que estaba sorprendentemente alejada de los niveles demográficos que deben observarse en los tiempos que corren.

Por su parte informan que en las redes de alcantarillado es saludable que exista una población controlada de ratas y cucarachas pues contribuyen a la destrucción de residuos evitando riesgos de otro tipo.

«Pero estas poblaciones deben ser las ajustadas como para que, cumpliendo su función social, no interfieran en la actividad humana y, por descontado, no transmitan enfermedad alguna», han explicado.

¡Deja tu opinión!