Una suelta de 2.000 perdices pone el broche final al proyecto europeo ‘LIFE Estepas de La Mancha

Una suelta de 2.000 perdices en cuatro puntos simultáneos ha puesto el broche final al programa ‘LIFE Estepas de La Mancha’ que ejecuta Fundación Global Nature (FGN).

Este proyecto europeo ha trabajado codo con codo con agricultores, cazadores y ganaderos de la región para demostrar que las buenas prácticas agrarias ayudan a frenar la pérdida de las poblaciones de aves esteparias y el deterioro de sus hábitats.

Este acto simbólico se ha realizado en cuatro zonas que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha ha seleccionado de los cotos que han participado en el proyecto.

Han sido cotos de caza ubicados dentro de la Red Natura 2000 (Madridejos, La Guardia, Tembleque y Villacañas, todos municipios de Toledo) que adquieren el compromiso de respetar estas áreas como zonas de reserva de caza. 

Culminan así cuatro años de trabajo desde que Global Nature y la Junta pusieran en marcha el proyecto para frenar la pérdida de poblaciones de aves esteparia que encuentran en España sus últimas y más importantes poblaciones, tras extinguirse en buena parte del resto del continente. Hoy Castilla-La Mancha es uno de los últimos refugios para estas especies.

Este proyecto promueve modelos que aúnan la conservación y el uso sostenible de los recursos naturales, objetivos esenciales de FGN, partiendo de una premisa básica: encontrar beneficios para la biodiversidad y para la población local.

Entre los principales resultados del ‘LIFE Estepas de La Mancha’ están una serie de acciones de conservación que pasan por la plantación de 20 kilómetros de setos y 14 hectáreas de bosquetes con planta autóctona arbustiva para recuperar espacios de alimentación y refugio de fauna, pasando por la creación de 55 charcas para el abastecimiento de agua dulce a la fauna salvaje en cotos, la recuperación de tres primillares restaurados para mejorar los lugares de cría del cernícalo primilla y la implantación de 10 km de espalderas señalizadas para prevenir choques de aves en vuelo bajo.

Pero, además, se ha credo una red custodia del territorio, esto es, una herramienta para implicar a los propietarios de tierras en la conservación de sus valores y recursos naturales, culturales y paisajísticos. A través de acuerdos firmados entre propietarios y Global Nature (como entidad de custodia), se trabaja en la mejora ambiental de un territorio de grandes dimensiones y se fomentan buenas prácticas agrarias que reporten un beneficio social y económico. La red creada por el proyecto ha incluido la colaboración con seis sociedades de cazadores (que cubren 72.671 hectáreas).

La Dirección General de Medio Natural y Biodiversidad de la Consejería de Desarrollo Sostenible ha sido un socio esencial de este proyecto, que ha articulado las ayudas vinculadas a los Planes de Gestión de la Red Natura 2000 a través del Plan de Desarrollo Rural de Castilla La Mancha e incorporado medidas para la conservación de las aves esteparias 2000 en el Plan Director de la Red Natura. “El mantenimiento del medio natural y la conservación de la biodiversidad es una prioridad en Castilla–La Mancha y seguimos trabajando en la recuperación y respeto de la fauna y la flora en la región”, asegura el director general de Medio Natural y Biodiversidad de la JCCM, Félix Romero Cañizares.

Programa para recuperar la perdiz roja

Las perdices de esta suelta pertenecen al programa que el Gobierno de Castilla-La Mancha tiene en marcha desde 2018 para la recuperación de la perdiz roja autóctona a través del centro de cría público de Chinchilla de Montearagón (Albacete). A través del mismo se reproducen ejemplares genéticamente puros cuya con dos objetivos principales son la recuperación genética de la especie y la mejora de la misma en el medio natural a través de la venta de pollos y huevos a las granjas comerciales. Entre otros obstáculos está la existencia de especies proveniente de otros lugares, como de Turquía, con mayor producción y que se hibrida la roja, algo que pone en peligro su subsistencia.

En el congreso de cierre del LIFE sobre Conservación de aves esteparias y agricultura sostenible, celebrado este mes de noviembre, se concluyó que son necesarias y urgentes acciones para la perdiz roja (junto a otra especie beneficiada, el sisón), además de otras en hábitats agrarios, como la plantación de setos y linderos.

¡Deja tu opinión!