LA DIPUTACIÓN DE TOLEDO MOVILIZA 80 EFECTIVOS Y 36 VEHÍCULOS PARA ATENUAR LAS CONSECUENCIAS DEL TEMPORAL DE NIEVE EN LA PROVINCIA

El Gobierno de la Diputación de Toledo trabaja desde el inicio del temporal de nieve y frío en la provincia de Toledo para devolver la normalidad al tráfico rodado en la red de carreteras de su competencia y paliar las consecuencias del temporal, poniendo al servicio de los ayuntamientos y población en general todos sus efectivos humanos y materiales.

Desde hace días se están esparciendo toneladas de sal en la red de carreteras y municipios ante las alertas meteorológicas.

El Gobierno de la Diputación de Toledo ha activado a principios de semana el plan invernal ante el temporal de nieve y frio, movilizando un total de 80 efectivos humanos y 36 vehículos para minimizar los efectos meteorológicos adversos consecuencia directa del frío extremo y las intensas nevadas que se están produciendo.

Para ello, pone a disposición de ayuntamientos y población en general todos los efectivos humanos y materiales con los que cuenta, para asegurar la vialidad y la labor de devolver, en la medida de lo posible, la mayor normalidad a los municipios y a los casi 1.000 kilómetros de la red de carreteras provinciales de su competencia.

Desde los servicios técnicos de la Diputación de Toledo se vienen ejecutando medidas preventivas durante toda la semana, esparciendo sal desde hace días en las carreteras provinciales y siempre en coordinación con el resto de administraciones públicas para atender a la población potencialmente afectada por las situaciones de emergencia.

La Diputación de Toledo mantiene en alerta permanente y a disposición de cualquier eventualidad al personal de las contratas de conservación de las carreteras en la provincia de Toledo, las brigadas provinciales, así como a todos los efectivos del Consorcio Provincial de Extinción de Incendios y Salvamento de la provincia de Toledo (CPEIS), que atienden cualquier situación anómala provocada por el temporal.

Desde las concesionarias hay un total de 34 personas trabajando y refuerzos en turnos de noche, teniendo la Diputación desplegadas en la provincia un total de 6 quitanieves esparcidoras de sal, 3 motoniveladoras, 4 retroexcavadoras, y un quitanieves permanente en la carretera de Toledo a Cobisa, en la subida al Hospital del valle, para asegurar la circulación.

Desde el Consorcio Provincial de Extinción de Incendios y Salvamento (CPEIS) de la Diputación provincial de Toledo y como consecuencia de la activación del Plan Específico ante el Riesgo por Fenómenos Meteorológicos Adversos (METEOCAM) se estableció el pasado miércoles un dispositivo de refuerzo en la red de parques comarcales ante un previsible aumento de las demandas de atención de ayuda por parte del 112 en la provincia.

Hasta este momento, desde el CPEIS no se ha constatado un repunte de las intervenciones y las incidencias entran dentro de una jornada de trabajo normal.

Situación que ha favorecido mucho el hecho de la disminución de desplazamientos al estar suspendidas las clases y el trabajo preventivo previo que a lo largo de la semana está haciendo la concesionaria de mantenimiento de carreteras de la Diputación provincial de Toledo esparciendo sal en los 1.000 kilómetros de carreteras que están bajo su competencia.

El Consorcio Provincial de Extinción de Incendios y Salvamento de la provincia de Toledo está preparado a través de los cinco parques comarcales de bomberos de la Diputación de Toledo para posibles intervenciones y los efectivos en este momento movilizado son 13 vehículos pesados, 6 vehículos todotorreno, 3 unidades ligeras de jefatura y 31 bomberos operativos.

Además de todo eso, 15 personas de carácter técnico coordinan los trabajos desde la Diputación de Toledo para lograr la mayor eficiencia en las labores que se desarrollan como consecuencia del temporal.

Hay que tener en cuenta que el aire frío acumulado en el interior de la península y la borrasca Filomena está ocasionando numerosas incidencias en el conjunto de la provincia y en los municipios toledanos, motivo que ha llevado a la Diputación a repartir toneladas de sal a los ayuntamientos desde los almacenes de Toledo y Talavera de la Reina para asegurar la actividad en lugares esenciales como ambulatorios, farmacias, supermercados, casas consistoriales y todos aquellos edificios de primera necesidad para la vida de las personas.

Y gestiona la llegada de nuevas toneladas para seguir repartiendo sal a los ayuntamientos toledanos.

Las precipitaciones en forma de nieve en cotas muy bajas están ocasionando serias dificultades en el conjunto del territorio provincial a las que desde la Diputación se está respondiendo con eficacia y prontitud, atendiendo las demandas municipales y trabajando coordinadamente con todos sus efectivos para prestar el mejor servicio posible.

Desde la Diputación se recomienda, igualmente, a la población evitar traslados innecesarios y que en caso no poder evitarse se informen antes de realizarlos por los conductos oficiales del estado de las carreteras y de las previsiones meteorológicas, y que vayan provistos de cadenas, el depósito de combustible lleno, teléfono móvil con batería suficiente y poder recargarlo en el vehículo, y ropa de abrigo, en previsión de las condicionantes meteorológicas cambiantes.

¡Deja tu opinión!