Una poda a tiempo reduce las consecuencias de la nevada en Villacañas

El Ayuntamiento de Villacañas ha dado por finalizada el grueso de la campaña de poda y terciado de árboles que se ha venido desarrollándose durante los últimos meses y que ha permitido actuar en cerca de 700 árboles, según ha informado la concejala de Servicios Urbanos, Cristina Bueno, que ha explicado que queda aún pendiente la retirada de alguna rama caída por los efectos de la nevada o alguna actuación concreta que pueda surgir.

Además ha destacado que gracias a esa poda se han limitado considerablemente las consecuencias de Filomena en la masa arbórea de Villacañas, que se ha visto mucho menos afectada que la de otros municipios y ciudades gracias al terciado y la poda de mantenimiento que se realiza cada año.

El objetivo de esta acción es sanear los árboles así como potenciar la seguridad de los vecinos, evitando los daños que las ramas y hojas pueden causar en viviendas, vehículos o las propias personas. Esta labor, salvo la reducción de copas de grandes pinos, se viene desarrollando en los últimos meses con medios propios.

La campaña de poda ha permitido llegar a la práctica totalidad de los barrios del municipio en los que existen árboles que requerían estos trabajos. Se han podado y terciado 557 árboles, a los que hay que sumar otros 140 aligustres en distintas calles que se podan en forma de bola.

Además de en la práctica totalidad de parques, este año se ha actuado especialmente en los árboles de la glorieta del Prado y el recinto Ferial, pero también en grandes avenidas como la calle Tirez, Concepción, Castilla, Cuestas Blancas, etc.

Como ya se ha hecho en los últimos años, y debido a los buenos resultados conseguidos, la última fase de la campaña se ha centrado en actuar en grandes pinos, reduciendo sus copas en algunos casos, e incluso en algún caso concreto, suprimiendo ejemplares que tenían un riesgo de caída importante, siempre en base a informes previos que lo recomienden.

¡Deja tu opinión!