La Junta de Comunidades destina 7,7 millones de euros para la formación de 2.865 personas desempleadas de la provincia de Toledo

El delegado provincial de Economía, Empresas y Empleo, Julián Martín Alcántara, ha expresado el “firme y decidido compromiso del Gobierno de Castilla-La Mancha con la formación de las personas desempleadas, con el fin de mejorar su empleabilidad y sus oportunidades en el mercado laboral, especialmente en aquellos colectivos más vulnerables en materia de empleo”.

Martín Alcántara ha subrayado que una de las novedades de esta resolución es que uno de los colectivos prioritarios para acceder a la formación de Modalidad II es el de las personas trabajadoras que se encuentran en situación de suspensión de contrato o de reducción de jornada como consecuencia de un expediente de regulación temporal de empleo.

En la provincia se ofertan un total de 185 cursos de más de 17 familias profesionales, de los que 147 suponen una formación conducente a la adquisición de un Certificado de Profesionalidad.

El Gobierno de Castilla-La Mancha destina un total de 7.729.160 euros para la formación de 2.865 personas desempleadas de la provincia de Toledo correspondientes a la resolución de los cursos de formación para el empleo de la Modalidad II, dirigida de manera prioritaria a mujeres, personas desempleadas de larga duración, personas afectadas por ERTE, mayores de 55 años, jóvenes y personas en riesgo de exclusión social.

Así lo ha señalado el delegado provincial de Economía, Empresas y Empleo, Julián Martín Alcántara, que ha expresado el “firme y decidido compromiso del Gobierno de Castilla-La Mancha con la formación de las personas desempleadas, con el fin de mejorar su empleabilidad y sus oportunidades en el mercado laboral, especialmente en aquellos colectivos más vulnerables en materia de empleo”.

En este sentido, Martín Alcántara ha subrayado que una de las novedades de esta resolución es que uno de los colectivos prioritarios para acceder a la formación de Modalidad II es el de las personas trabajadoras que se encuentran en situación de suspensión de contrato o de reducción de jornada como consecuencia de un expediente de regulación temporal de empleo.

En la provincia se ofertan un total de 185 cursos que recogen formación en más de 17 familias profesionales, de los que 147 suponen una formación conducente a la adquisición de un Certificado de Profesionalidad.

“Los certificados de profesionalidad acreditan una mejora en la cualificación de las personas desempleadas y se muestran como una buena herramienta para abrir puertas de acceso al mercado laboral”, ha puntualizado Martín Alcántara.

En relación a las 17 familias profesionales, el delegado provincial de Economía ha destacado que el mayor número de cursos, con 55, son relativos a Servicios Socioculturales y a la Comunidad, de los que 15 cursos son de atención sociosanitaria, debido a la gran demanda existente y otros 30 cursos son de idiomas.

En relación a los 28 cursos englobados en la familia de Comercio y Marketing, el delegado ha indicado que bastantes de ellos son cursos relativos a logística “atendiendo a la demanda de un sector muy en auge en nuestra provincia, principalmente en las zonas de Illescas y de Toledo”.

Los cursos de las familias profesionales de Administración y Gestión, con 33 cursos aprobados, e Informatíca y Comunicaciones, con 24 cursos, son también de los más demandados.

El delegado provincial de Economía ha desglosado que, del total de los cursos de formación aprobados en la provincia de Toledo, 64 se dirigen a personas con estudios básicos; 87 a personas que tienen la Enseñanza Secundaria Obligatoria y 34 a personas con titulación superior, de modo que “intentamos hacer coincidir los cursos con las necesidades reales del desempleo en la provincia”.

¡Deja tu opinión!