EL DESPRENDIMIENTO DE LA CANTERA DE URDA HA PODIDO DEBERSE AL HIELO QUE DEJÓ FILOMENA

Una ingeniera de minas visitaba esta mañana en lugar de los hechos y ha sido la versión oficialmente recogida de un técnico.

El corte de la carretera CM4167, que ha estado afectada por el desprendimientos es indefinido.

A partir de mañana se empezarán poner unas vallas de cemento para evitar cualquier daño personal en caso de que se cometiese una imprudencia debido al mal estado de la zona.

El desprendimiento de piedra de la cantera de Urda que tuvo lugar ayer por la tarde en la localidad toledana ha podido deberse al hielo que dejó la borrasca «Filomena» entre los días 7 y 20 de enero de 2021.

Según ha informado hoy a Manxa Digital, el alcalde de Urda Manuel Moreno Galán, «con toda probabilidad esa sea la causa del derrumbe, que se sintió como la vibración de un terremoto, según los datos aportados a priori por una ingeniera de minas que ha visitado esta mañana la localidad».

El desprendimiento afecto a la carretera que pasa por delante de la cantera que se sitúa a la salida del pueblo en dirección a la CM4167 que se dirige hacia la carretera nacional 401 en dirección a Fuente del Fresno.

«Se desprendió una parte lateral de la cantera y arrastró parte de la carretera que pasa por delante justamente pasando por la rotonda hacia el centro de Urda», explicaba el primer edil urdeño.

Una ingeniera de minas que ha visitado esta mañana el lugar de los hechos ha explicado que debido a la nieve que penetró en las grietas de las rocas tras helarse ha hecho como una cuña que ha llevado al desprendimiento de la parte principal de la cantera.

El desprendimiento no ocasionó ningún daño personal pero sí material en el firme de la carretera.

«El estruendo fue bastante grande pues a 300 metros de las canteras se sintió como parecido a un terremoto», que es lo que también se está oyendo aunque la valoración objetiva de los motivos se ha dado esta mañana por la ingeniera de minas.

La cantera en estos momentos no se utiliza, y a partir de lo sucedido no se debería utilizar porque entraña un gran peligro, según explicaba el alcalde, porque existe la posibilidad de que se produzca un nuevo desprendimiento en tiempo no definido.

La carretera se ha cortado con doce vallas, varios conos, sacas de arena… para evitar que pase nadie por allí, ni en vehículo, ni tampoco andando; además a partir de mañana continuarán las labores para impedir el paso.

El tráfico se ha desviado por la carretera de Villarrubia de los Ojos y se ha visto que no existe problema alguno para el tránsito de vehículos por el desvío, incluso de vehículos pesados.

El corte de la carretera es indefinido y mañana se empezarán poner unas vallas de cemento para que las personas no puedan manipularlas, por si se diera el caso, y sobre todo para asegurar la seguridad de las personas viandantes y que transiten en vehículos.

¡Deja tu opinión!