Cerca de 13.000 ejemplares de plantas acuáticas y arbustivas han sido plantadas en diferentes humedales de la Comunidad Valenciana

Este tipo de plantaciones mejoran la calidad de los humedales, favoreciendo la biodiversidad y la conservación de especies.

Ya han comenzado los trabajos de plantación y revegetación en cuatro humedales de la Comunidad Valenciana: el Prat de Cabanes-Torreblanca, La Albufera y los marjales del Moro y Pego-Oliva.  Durante los dos meses que dura esta campaña, coordinada por Fundación Global Nature en colaboración y asesoramiento de los técnicos y de las brigadas de los parques naturales, se plantarán aproximadamente 2.500 ejemplares más de plantas acuáticas.

Estas plantaciones aumentan la calidad del hábitat y actúan como lugar de alimentación, refugio, puesta y cría de numerosas especies, favoreciendo con ello la presencia de avifauna altamente amenazadas como es el caso del carricerín cejudo. Y es justamente esta pequeña ave, el paseriforme más amenazado de Europa continental, sobre el que, desde 2018, Fundación Global Nature, a través del proyecto LIFE Paludicola, trabaja con una red coordinada de técnicos que realiza y supervisa acciones de gestión agro-ganadera, control de la vegetación, obras de mejora en infraestructuras hidráulicas y otras acciones de restauración y deconservación, en diferentes humedales de España.

Las especies utilizadas en las plantaciones han sido cedidas por la Generalitat Valenciana a través del Centre per la Investigació i l’Experimentació Forestal (CIEF) y por el CCEDCV El Palmar Centre de Conservació d’espècies Dulceaqüícoles de la Comunitat Valenciana del Servici De Vida Silvestre. Ambas pertenecientes a la Conselleria d’Agricultura, Desenvolupament Rural, Emergència Climàtica i Transició Ecològica.

En total, durante los cuatro años que se ha ejecutado el proyecto, se han plantado 11.235 plantas acuáticas, principalmente lirios y juncos, pero también algunas especies amenazadas de flora, como son el sombrerillo de agua (Hydrocotyle vulgaris) y la malva de agua (Kosteletzkya pentacarpos), y 1.673  especies arbustivas entre las que destacan el lentisco, la adelfa o la sabina negra. El uso de plantas autóctonas nos asegura que son especies perfectamente adaptadas al entorno, que su inclusión no perjudica el equilibrio biológico y que además tendrán un coste de mantenimiento prácticamente nulo.

Proyecto LIFE Paludicola

El proyecto LIFE Paludicola, es una iniciativa europea que tiene como objetivo frenar el descenso de las poblaciones de carricerín cejudo trabajando en la restauración y gestión del hábitat de los humedales que utiliza durante las migraciones. Este proyecto desarrollado por la Fundación Global Nature y la Junta de Castilla y León, cuenta con el apoyo del instrumento financiero LIFE de la Unión Europea, de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural de la Generalitat Valenciana, el Ayuntamiento de Torreblanca (Castellón), la empresa Infertosa y Santander Consumer Finance a través de su Programa de Tarjeta Ecológica “Hazte ECO”. También colabora la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

¡Deja tu opinión!