Núñez avanza que el PP-CLM llevará al Senado la modificación del CNAE para que comercios vinculados al turismo puedan acceder a ayudas y subvenciones

Esta propuesta surge de la escucha activa al sector y tras recoger “la sensibilidad” de estos establecimientos.

El presidente del Partido Popular de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha avanzado que el Grupo Popular en el Senado, a propuesta del PP-CLM, ha elevado la petición de modificación de la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE) para que se cree un nuevo epígrafe que permita que el comercio minorista vinculado al turismo pueda acceder a las subvenciones y ayudas para autónomos y pymes.

Así lo ha señalado Núñez, en declaraciones a los medios este lunes en la ciudad de Toledo, donde ha indicado que este tipo de establecimientos y “debido a la obsolescencia del CNAE” no puede acceder a estas subvenciones vinculadas al mundo del turismo, por lo que objetivo que persigue la propuesta es que obtengan una ayuda que compense las pérdidas de este año.

El jefe de la oposición se ha mostrado “muy satisfecho” tras el respaldo que el Grupo Popular en el Senado ha hecho a esta propuesta del PP de Castilla-La Mancha, que surge tras la escucha activa al sector, recogiendo “la sensibilidad” de estos establecimientos y “preocupándonos por los problemas que están sufriendo” por la incapacidad que tienen para mantener el empleo y la dificultad para tener una actividad económica que permita al sector finalizar los ejercicios en positivo.

“Esperemos que esta modificación salga adelante”, ha reclamado Núñez, al tiempo que ha incidido en que los gobiernos socialistas deben ser “sensibles” con esta petición y que los parlamentarios del PSOE, también los de Castilla-La Mancha, lo sean para que quien tiene la llave para modificar este texto lo haga.

El presidente del PP-CLM ha remarcado que los pequeños comercios vinculados a la venta de souvenirs o artesanía llevan “un año prácticamente sin trabajar” y lo están “pasando realmente mal”. Este sector, según ha dicho, lo sustentan tanto los comercios que venden artesanía turística como las empresas que se dedican a la fabricación de estos objetos.

Así, ciudades como Toledo, tienen una parte de su comercio vinculado a la artesanía turística, unas ventas que están relacionadas con la movilidad y la asistencia de turistas, algo que ahora no se está produciendo debido a las restricciones, por lo que la situación económica de estas familias está siendo “agónica”.

¡Deja tu opinión!