LAS AUTOESCUELAS SE MANIFIESTAN, VOLUNTARIAMENTE, POR LA FALTA Y RETRASO DE EXÁMENES

La manifestación se ha convocado a nivel local, pese a que las medidas que dependen de la Jefatura Provincial de Tráfico de Toledo.

Cada asociado a nivel individual es perfectamente libre de participar o no en la manifestación

«Es muy grave que las autoescuelas no puedan llevar a cabo su trabajo, y prestar un servicio altamente demandado, debido al cuello de botella que presenta la DGT, Administración Pública encargada de examinar a los alumnos. Desde la Asociación nunca hemos descartado, en situaciones muy concretas, que sea necesario organizar una actuación de este tipo. De hecho, hace unos años esta Asociación ya puso en marcha una manifestación con vehículos de autoescuela por las calles de Toledo», dicen desde la Asociación Provincial de Autoescuelas de Toledo (APAE).

APAE ha convocado una manifestación por la calles de Toledo debido a la falta de exámenes y retrasos.

A día de hoy, se está generando una acumulación de alumnos del práctico en las autoescuelas, lo que provoca que trascurra bastante tiempo desde que el alumno aprueba el teórico, o la destreza en el caso de motocicletas y vehículos pesados, hasta que estos alumnos se pueden examinar de circulación.

Pero esta falta de exámenes, y los retrasos que conlleva, no son realmente el problema, son, más bien, las consecuencias del verdadero problema de fondo que la Junta Directiva de APAE TOLEDO ha venido denunciando desde mucho tiempo atrás, y que no tiene una solución a nivel local, provincial o autonómico, puesto que se trata de un problema nacional cuya competencia depende plenamente del Estado.

¿Cuál es, por tanto, ese problema de fondo?

Que el número de examinadores adscritos a la Jefatura Provincial de Tráfico de Toledo, y, por tanto, la capacidad de exámenes de esta Jefatura, no es suficiente para hacer frente a la alta demanda actual de exámenes.

Y ¿qué provoca esa alta demanda de exámenes, ese alto número de alumnos pendientes de examinar? Claramente el motivo es la afluencia de alumnos procedentes de provincias limítrofes, en concreto de Madrid, que tratan de buscar otros centros de exámenes alternativos a los que, por domicilio de empadronamiento, deberían tener.

Ese trasvase de alumnos se incrementa en momentos en los cuales se producen picos en la demanda del carnet de conducir, tales como periodos de vacaciones o situaciones como la actual, motivada por la pandemia del COVID-19, en la que se busca sustituir el transporte público por el privado al ser considerado este mucho más seguro.

SOLUCIONES

Ante esta circunstancia la APAE ha planteado una serie de soluciones.

Desde APAE TOLEDO se ha venido poniendo de manifiesto esta situación, en un principio ante la Jefatura Provincial de Tráfico de Toledo, si bien, como nuestra Jefatura no tiene competencias en este sentido, es por lo que se mantuvieron entrevistas con el Delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, a través de la Federación de Autoescuelas de Castilla-La Mancha (FEDAE CLM), y con la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE), para que trasladaran nuestras opiniones directamente a la Dirección General de Tráfico (DGT).

«La solución, desde nuestro punto de vista, es dual: por un lado, hay que dotar a la provincia de Toledo de una capacidad de exámenes acorde con su población, de tal forma que, en cualquiera de sus 3 centros de exámenes, los retrasos se limiten, y, por otro, eliminar la afluencia de alumnos de otras provincias introduciendo la obligación de que los alumnos se examinen en la comunidad autónoma, o incluso en la provincia, donde están empadronados», informa APAE.

En las últimas reuniones mantenidas con la Jefatura Provincial de Tráfico de Toledo, celebradas el pasado día 1 de marzo y hoy mismo, se volvió a plantear el problema. El Jefe Provincial de Tráfico, D. Javier Villalba, nos ha ido poniendo al día de las posibles soluciones planteadas a nivel nacional para intentar incrementar la capacidad de exámenes: contratación de interinos (próximamente se publicará la convocatoria para 35 interinos), incorporación de los funcionarios que sacaron su plaza el pasado año y que aún están en periodo de formación, por lo que se prevé se incorporen a sus puestos a lo largo del año, o la inclusión de Guardias Civiles que están en la reserva para que ejerzan funciones de examinador. Por tanto, habrá que estar pendientes de la asignación de los nuevos examinadores por provincias que hará la DGT en función de las estadísticas y ratios que consideren oportunas.

La única solución que depende directamente de la Jefatura Provincial de Tráfico de Toledo es la asignación de horas extraordinarias por parte de la DGT, las cuales, según nos ha confirmado la Jefatura, ya han sido solicitadas formalmente, con lo que muy probablemente se hagan efectivas durante este mes de marzo. Pese a todo, están aún pendientes de obtener el visto bueno de la asignación de los fondos necesarios por parte de la Hacienda pública.

En cualquier caso, estas soluciones nunca podrán ser definitivas en tanto en cuanto no se ataje el problema derivado de la afluencia de alumnos de Madrid, ya que se produce un círculo vicioso: en la medida que en Toledo vaya incrementando su capacidad de exámenes con horas extraordinarias o nuevos examinadores, se irá reduciendo el periodo de espera entre los exámenes teóricos y los de circulación, y se producirá un incremento del trasvase de alumnos de Madrid, que volverá a incrementar el periodo de espera.ç

MANIFESTACIÓN

  • La manifestación se ha convocado a nivel local, pese a que las medidas que dependen de la Jefatura Provincial de Tráfico de Toledo ya han sido tomadas, siendo competencia de otras instancias el resto de posibles medidas a adoptar. Por tanto, la repercusión de la manifestación no va a provocar la solución del problema, más bien todo lo contrario. Sólo entenderíamos una manifestación convocada a nivel nacional, ya que las competencias son estatales, pero en ningún caso a nivel exclusivamente local.
  • Actualmente existe una muy buena relación entre el sector, con APAE TOLEDO como su legítimo representante, y la Jefatura Provincial de Tráfico de Toledo, que se concreta en un dialogo fluido y una colaboración mutua que creemos debemos conservar por el bien de todos. Si a esto le sumamos que la Jefatura Provincial ha pedido al sector comprensión y paciencia, puesto que se estima, gracias a las medidas puestas en marcha desde hace un tiempo, que el problema pueda ir remitiendo a lo largo del próximo mes y medio, queda claro que no es el momento de convocar ninguna manifestación.
  • Sabemos que una parte de nuestros asociados tienen intención de participar, y que otra parte no lo van a hacer. Entendemos que cada asociado a nivel individual es perfectamente libre de participar o no en la manifestación, por lo que dejamos que esa decisión la adopte cada uno de nuestros asociados a nivel particular.

CAMPAÑA PROMOCIÓN COMERCIO CONSUEGRA 2021

¡NUEVOS SORTEOS TODOS LOS MESES HASTA DICIEMBRE!

¡Deja tu opinión!