El Grupo Oleo Vidabol celebra su segundo aniversario con nuevos proyectos y una apuesta por la economía sostenible

La sociedad cooperativa, que integran “El Progreso” de Villarrubia de los Ojos, “Los Pozos” de Daimiel y “Oleo Vinícola Campo de Calatrava” de Bolaños, se embarca en nuevos proyectos para impulsar la comercialización de sus aceites de oliva y la generación de valor en el territorio

Oleo Vidabol, la sociedad cooperativa integrada por las cooperativas “El Progreso” de Villarrubia de los Ojos, “Los Pozos” de Daimiel y “Oleo Vinícola Campo de Calatrava” de Bolaños de Calatrava, celebrará a comienzos del próximo mes abril el segundo aniversario de su nacimiento con nuevos proyectos para impulsar la comercialización de sus aceites de oliva virgen y virgen extra, y el reto de implementar acciones que favorezcan una economía sostenible y generadora de valor en el territorio.

El presidente de Oleo Vidabol, Jesús Julián Casanova, explica que, tras dos años de vida, esta sociedad cooperativa está cumpliendo el objetivo por el que se creó: fortalecer la comercialización internacional de sus aceites de las variedades Arbequina, Picual y Cornicabra y aportar el mejor servicio y la máxima eficacia a sus clientes.

“Oleo Vidabol es la herramienta con la que estamos ayudando a nuestros clientes a ser relevantes en el mundo del aceite; tenemos una producción anual que oscila entre 2,5 millones de kilos y ofrecemos un producto de calidad”, explica Casanova.

La calidad y el impulso a la economía sostenible son los dos pilares en los que se sustenta la actividad del grupo cooperativo. Unos pilares que se resumen en el lema “Nacemos de las esencias para crear vanguardia”. “Ponemos el foco en el origen, en la esencia, que es el agricultor. En Oleo Vidabol se trabaja por y para que nuestras acciones tengan un impacto en las 2.300 familias manchegas que formamos parte de esta sociedad cooperativa, y eso solo lo podemos hacer ganando cuota de mercado con un producto de altísima calidad”, asegura el presidente de este grupo.

Por eso, los aceites de Oleo Vidabol cuentan con el certificado de trazabilidad ISO 22005: se elaboran con procesos mecánicos con una temperatura de extracción inferior a 27 grados, con una acidez por debajo de 0,25 y unos peróxidos por debajo de 5. Además, en cuanto a ésteres etílicos se refiere, están por debajo de 10 y generan un multirresiduo muy por debajo de lo que marca la UE.

Oleo Vidabol apuesta también por ayudar a sus cooperativas a implantar acciones de economía circular, dando vida útil a los residuos generados en la producción y elaboración de los aceites.

Además, hay en marcha un ilusionante proyecto que verá la luz muy pronto. Se trata del lanzamiento de dos aceites Premium de marca propia, procedentes de olivos milenarios y centenarios de su territorio de influencia, que se pondrán a la venta en comercios de proximidad durante esta primavera, y que ya están compitiendo en concursos internacionales.

Sobre Oleo Vidabol

Oleo Vidabol es una cooperativa de segundo grado de la provincia de Ciudad Real integrada por las cooperativas “El Progreso”, de Villarrubia de los Ojos; “Los Pozos”, de Daimiel; y “Oleo Vinícola Campo de Calatrava”, de Bolaños de Calatrava.

El Consejo Rector está formado por el presidente, Jesús Julián Casanova, de Villarrubia de los Ojos; el vicepresidente, Julián Castro, de Bolaños; el secretario, José Joaquín Moreno-Chocano, de Daimiel; y los vocales Luis Millán, Francisco Florencio Alvarez, José Ruiz y Aniceto del Valle.

¡Deja tu opinión!