MADRIDEJOS CELEBRÓ LA VIGILIA PASCUAL CON LAS PUERTAS DEL TEMPLO ABIERTAS

La localidad de Madridejos celebraba en la tarde-noche del sábado la Vigilia Pascual de la Resurrección de nuestro Señor Jesucristo, el acto litúrgico más importante del año dentro de la iglesia.

La Vigilia Pascual se celebró en la iglesia del Convento de las Hermanas Pobres de Santa Clara y en el templo parroquial El Divino Salvador donde fueron abiertas las puertas del templo para cumplir con el aforo permitido por las autoridades sanitarias, y permitir que los feligreses que no tenían lugar dentro del templo lo escuchasen desde fuera cumpliendo con las medidas de Sanidad.

Con el encendido del Cirio Pascual y la lectura del pregón pascual que corrió a cargo del Nuncio Apostólico, don José Luis Mariblanca, comenzó la liturgia en la que se leyeron distintos pasajes del antiguo y nuevo testamento por representantes de todas las cofradías madridejenses, siendo en monitor del acto litúrgico un cofrade de la cofradía del Santísimo Cristo del Prado.

Lecturas de el Génesis, el Éxodo y de Ezequiel fueron elegidas del antiguo testamento y del nuevo testamento se leyó una de las cartas de San Pablo a los Romanos y la lectura del Evangelio de San Marcos sobre la Resurrección de Cristo, que leyó el Nuncio Apostólico y cuya homilía corrió a cargo del párroco de Madridejos don Pedro Alfonso de Marcos Díe.

Las cinco lecturas contaron con la intervención del coro parroquial que cantaron temas como: Mi fuente y mi poder es el Señor, mi alma está sedienta de Dios o Gloria a Dios.

Antes de entrar en las lecturas del nuevo testamento se encendieron las velas de la mesa Eucarística, sonó un toque de campanillas y se iluminó el presbiterio, donde brilló Cristo Salvador.

Así antes de la lectura del Evangelio los feligreses siguieron al párroco madridejense proclamando tres aleluyas.

Don Pedro Alfonso de Marcos Díez felicitó en el comienzo de su homilía la Pascua a todos los feligreses y anunció en la misma que se estaba asistiendo al gran momento y alegría del cristiano, por un Dios que ha resucitado por los hombres y mujeres en el mundo.

“Dios lleva la luz al mundo a través de su comunidad cristiana”, decía don Pedro Alfonso, quien añadió que tras la Pascua “los cristianos han cruzado el mar Rojo siendo liberados del pecado original”.

Este año debido a las medidas sanitarias no hubo velas personales encendidas a partir del Cirio Pascual, y haciendo referencia a este detalle, el párroco dijo que se debía tomar conciencia de lo importante que es la luz de Dios en el mundo.

BAUTIZO

Un nuevo cristiano se unió a la iglesia de Cristo en esta celebración, José era su nombre, que fue bautizado en compañía de sus padres y padrinos, quienes renovaron las promesas del bautismo.

Es tradicional en la localidad madridejense bautizar a los recién nacidos en esta gran noche de alegría que lleva a los cristianos a vivir la esperanza en Cristo resucitado.

Letanía de los Santos

Fueron invocados santos y santas, entre ellos San Sebastián, patrón de Madridejos, se bendijo el agua bautismal y se bautizó a José.

Después todos los feligreses y feligresas renovaron sus promesas del Bautismo y el párroco con el agua bendecida asperjó a todos y cada uno de los fieles con el agua bautismal.

Tras la oración de los fieles llegó el momento más importante de la Eucaristía, la consagración tras la que se repartió la Comunión.

La celebración terminó con la bendición solemne del párroco madridejense, el encuentro de María con Jesús resucitado y un estallido de fuegos artificiales que iluminó el pueblo de Madridejos en esta noche santa de la Resurrección de nuestro Señor Jesucristo.

Las Cofradías de Madridejos se despidieron de esta Semana Santa entre sus miembros felicitándose la Pascua, y admitiendo esta nueva normalidad que ha traído la pandemia de la COVID-19.

PREGÓN PASCUAL

LITURGIA

ENCUENTRO

¡Deja tu opinión!