LOS PUEBLOS DE LA COMARCA DE LOS MONTES DE TOLEDO YA CUENTAN CON CONTENEDORES DE CARGA LATERAL PARA RECOGIDA DE PAPEL Y CARTÓN

El proyecto consta de tres fases y supondrá a su término, previsto para 2022, la instalación de un total de 2.350 nuevos contenedores azules en los 193 municipios adheridos al Consorcio de Servicios Medioambientales y una inversión superior a un 1.800.000 euros.

La primera fase en 2020 ya está finalizada en las comarcas de La Sagra, Toledo/Torrijos (en parte) y Montes de Toledo.


La implantación de la recogida de carga lateral ofrece un sistema más rápido, limpio y seguro y el Consorcio ya completó el proceso el pasado mes de octubre para la recogida de residuos sólidos urbanos en la provincia de Toledo.


La Diputación de Toledo, a través del Consorcio de Servicios Públicos Medioambientales de la provincia de Toledo, está procediendo a la implantación del sistema de carga lateral para la recogida de papel y cartón en la provincia de Toledo, dando un paso más en la modernización y actualización del servicio de recogida de residuos que presta a las localidades adheridas al Consorcio.


Un proyecto que consta de tres fases en las que se instalarán un total de 2.350 nuevos contenedores azules en los 193 municipios toledanos adheridos al Consorcio Provincial de Servicios Públicos Medioambientales y que cuenta con un presupuesto superior a un 1.800.000 euros para implantar una sistema de recogida más rápido, limpio y seguro.


Tras la finalización de la primera fase, en estos momentos se está desarrollando la segunda fase de la implantación del sistema de carga lateral para la recogida de papel y cartón y son ya 1.082 los nuevos contenedores específicamente preparados para su recogida mediante carga lateral que se han instalado en la provincia de Toledo y que suponen más del 46% del total con el que se completará el proyecto que se prevé finalizar en 2022.


Con esta medida fundamental se aumenta la capacidad de los contenedores, que se amplían hasta los 3.200 litros, aumentando en 700 litros cada uno de ellos, y mejoran su fabricación al estar terminados en polietureno de alta densidad, que es un material resistente a las condiciones externas.


Del mismo modo, la instalación de este nuevo tipo de contenedores incluye una chapa metálica con la numeración del contenedor para un mejor control de la gestión de inventario de contenedores, contenedores deteriorados, quemados, etc.


La implantación de estos nuevos contenedores, los de color azul, se realiza en la provincia de Toledo en tres fases bien diferenciadas, habiéndose cumplido la primera fase en 2020 en las comarcas de La Sagra, Toledo/Torrijos y Montes de Toledo.


La segunda fase, que se desarrollará durante todo el presente año, culminará la instalación en el Algodor, Talavera de la Reina y resto de Toledo/Torrijos.


Y la tercera fase, en 2022, se ocupará de completar la instalación en los municipios que falten de Talavera de la Reina.


Los beneficios de este nuevo sistema de recogida de carga lateral son muchos, pero destacan la mayor seguridad para las personas encargadas del vaciado de los contenedores, que además de ser más eficaz y rápido, pues en una misma jornada se recogen mayor número de contenedores, también mejoran la posibilidad de lavado interior.


Como siempre que se implanta un sistema novedoso y moderno, como es el caso de los contenedores de carga lateral de papel y cartón, se cuenta con la colaboración de los usuarios, para que se plieguen las cajas de cartón de gran tamaño para ocupar menos volumen en su interior, contribuyendo así a la eficacia en la prestación del servicio.


Un servicio moderno, limpio y ecológico


La Diputación de Toledo y el Consorcio de Servicios Públicos Medioambientales trabajan para mejorar la recogida y tratamiento de los residuos en los municipios de la provincia de Toledo que iniciaron con la implantación del sistema de carga lateral para la recogida de residuos sólidos urbanos que se completó el pasado mes de octubre de 2020.


El Consorcio y la empresa Gestión Medioambiental de Toledo (Gesmat) concluyeron este proyecto que supuso la instalación de 11.000 nuevos contendores adaptados al sistema de carga lateral en toda la provincia, en un proceso que ha durado dos años, que ha logrado dotar a toda la provincia de un sistema de recogida más rápido, limpio, menos oloroso y ruidoso y seguro, como es la recogida de los residuos sólidos urbanos a través del método de carga lateral.


Una población de más de 470.000 habitantes se benefician de las medidas adoptadas por el Gobierno de la Diputación de Toledo en lo que se refiere a la recogida de residuos urbanos, contando en la actualidad con cuatro contenedores diferentes: verde (vidrio), azul (papel y cartón), amarillo (envases) y el de la fracción resto (tapadera verde), mejorando la calidad del servicio de recogida selectiva en la provincia.

¡Deja tu opinión!