LA JUNTA DE COMUNIDADES CONVOCA AYUDAS PARA QUE LOS MUNICIPIOS COMBATAN EL CAMBIO CLINMÁTICO POR MÁS DE 1 MILLÓN DE EUROS

El consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, ha detallado que la orden de bases regula la concesión de ayudas con dos líneas de actuación “que mejorarán la calidad de vida en nuestros municipios y conseguirán que sean más resilientes impulsando acciones en el ámbito de la movilidad sostenible y la biodiversidad urbana”.
 
La primera línea, de 500.000 euros, va destinada a los municipios de entre 50.000 y 100.000 habitantes y es para diseñar e implantar zonas urbanas de bajas emisiones dentro de las ciudades, así como la instalación de sistemas de movilidad sostenible.
 
La segunda línea de ayudas, de 525.000 euros, va dirigida a las localidades de menos de 100.000 habitantes, y es para financiar actuaciones piloto de carácter innovador en espacios urbanos y periurbanos que prevengan los riesgos asociados al cambio climático en incendios, sequias o inundaciones; atenúen el efecto isla de calor urbana en espacios públicos; e incrementen la biodiversidad y la infraestructura urbana verde y azul
.

El consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, ha informado hoy de la publicación en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha de la orden con las bases reguladoras de la convocatoria de ayudas con las que el Gobierno regional va a incentivar actuaciones, por parte de los ayuntamientos, de mitigación y adaptación a los efectos del cambio climático en sus localidades.
 
“Vamos a movilizar ayudas por más de un millón de euros para mejorar la calidad de vida en nuestros municipios y conseguir que sean más habitables y sanos, impulsando la movilidad sostenible, los vehículos de bajas emisiones, así como los corredores verdes y la biodiversidad urbana”, ha subrayado el consejero, que ha estado acompañado en la rueda de prensa de la directora general de Economía Circular, Marta Gómez Palenque.
 
El titular de Desarrollo Sostenible ha señalado que estas ayudas se encuadran dentro de los Planes de Impulso al Medio Ambiente, conocidos como PIMA, una herramienta para el fomento de medidas que contribuyen a la mejora del medio ambiente, “y en el caso de las bases de las convocatorias que presentamos hoy, se enmarcan en el nuevo Plan PIMA Cambio Climático, que busca fomentar y apoyar la adaptación al cambio climático en el espacio urbano y periurbano, potenciando las sinergias entre las estrategias de adaptación y mitigación frente al que sin duda, es uno de los grandes retos que afrontamos en este siglo”.
 
La orden publicada que, recoge dos tipos de líneas subvencionables, se plasmará en dos convocatorias que estarán disponibles antes de verano. Las actuaciones deberán ejecutarse en el plazo máximo 30 meses desde la fecha de resolución de concesión de la ayuda, y puede ser ampliables tres meses más.

Unos 500.000 euros para diseñar e implantar zonas de bajas emisiones en las ciudades
 
La primera de las líneas de la convocatoria, ha explicado Escudero, está dotada con una partida de 500.000 euros y va destinada a los municipios de la región que tienen una población entre 50.000 y 100.000 habitantes. “El objetivo es que los ayuntamientos puedan financiar zonas urbanas de bajas emisiones dentro de sus ciudades para mejorar la calidad del aire y mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero”, ha aseverado.
 
Como ejemplos, ha citado la implantación de sistemas de movilidad sostenible en el transporte público urbano, o el fomento de medios como las bicicletas y los monopatines eléctricos. “En definitiva, acciones que se están desarrollando en los últimos tiempos ya en las grandes ciudades europeas, y con las que se está logrando reducir ostensiblemente las emisiones de Co2 en los núcleos urbanos”, ha afirmado.
 
Cerca de 525.000 euros para actuaciones frente al cambio climático en espacios urbanos y periurbanos
 
La segunda de las convocatorias, para municipios de hasta 100.000 habitantes, va destinada a actuaciones piloto de carácter innovador para la adaptación al cambio climático de espacios urbanos y periurbanos, y tiene una dotación presupuestaria de 525.000 euros.
 
Escudero ha detallado que incluye la aplicación de soluciones basadas en la naturaleza, “orientadas a la prevención de riesgos asociados al cambio climático en espacios urbanos y periurbanos como pueden ser los incendios en el espacio urbano-forestal, las inundaciones, o las sequías”.
 
También se subvencionarán a los consistorios con esta línea de actuaciones en espacios públicos orientadas a atenuar el impacto de las olas de calor (con sombreado natural o artificial de calles y plazas); y actuaciones para incrementar la biodiversidad y la infraestructura urbana verde, como la naturalización y mejora de jardines y arbolado urbano, la instalación de jardines verticales y tejados verdes, o la mejora de la conectividad natural entre el medio urbano y periurbano.
 
Castilla-La Mancha, comprometida frente al cambio climático
 
José Luis Escudero también ha querido recalcar que el Gobierno de Castilla-La Mancha está alineado con la Ley de Cambio Climático y Transición Energética de España, recientemente aprobada, así como con el Pacto Verde Europeo.
 
En este sentido, ha dicho que esta convocatoria refuerza el compromiso del Ejecutivo que preside Emiliano García-Page por reducir las emisiones de gases de efecto invernadero impulsando en los municipios de la región medidas destinadas a la mitigación y adaptación al cambio climático, que se unen a otra serie de acciones, “como son la aprobación de la Estrategia de Cambio Climático Horizontes 2020 y 2030 de Castilla-La Mancha, o la Declaración de Emergencia Climática que realizamos en 2019 con medidas muy concretas para disminuir las emisiones”.

¡Deja tu opinión!