LOS VECINOS DE CAMUÑAS, VILLAFRANCA Y QUERO SE SOMETIERON A UNA VACUNACIÓN MASIVA AYER JUEVES CON ASTRAZENECA

Calle Avenida de Castilla-La Mancha en Camuñas

La Sociedad Española de Inmunología aconseja vacunarse con AstraZeneca porque el porcentaje de efectos secundarios adversos no es significativo en comparación con los efectos secundarios del propio virus.

Este jueves 15 de abril los vecinos/as de Camuñas, Villafranca de los Caballeros y Quero de edades comprendidas entre los 60 y 65 años se han sometido voluntariamente a la administración de la vacuna AstraZeneca en un proceso de vacunación masiva que tuvo lugar en localidad de Villafranca de los Caballeros.

Los Servicios de Salud hicieron las respectivas citaciones a los vecinos y vecinas indicándoles el lugar y la hora para evitar aglomeraciones y llevar a cabo una vacunación segura respetando las normas sanitarias.

Desde el Consultorio Local de Camuñas se animó a la población a ser vacunada porque según informa en una nota el Ayuntamiento «todas las vacunas aprobadas son seguras y sus posibles efectos adversos son muy poco probables, en cambio el beneficio de tener a la población inmunizada frente a la COVID 19 hará podamos recuperar antes la normalidad y se pueda dar por terminada la pandemia», según la información obtenida del consultorio de salud local.

Ante el miedo que ha despertado en la población el vacunarse con AstraZeneca por los posibles casos de trombosis del que tan solo uno se ha contabilizado en la provincia de Toledo, el Ayuntamiento de Camuñas, ha enlazo en sus redes sociales a una entrevista realizada a Federico Martinon de la Organización Mundial de la Salud (OMS) realizada por el diario NIUS.

El miembro del Comité Asesor de Vacunas de la OMS destaca que solo hay entre 1 y 4 casos de tromboembolismo por cada millón de personas vacunadas con AstraZeneca.

CAMBIO EN LA ESTRATEGIA DE VACUNACIÓN POR ESCASEZ DE VACUNAS

Según la Sociedad Española de Inmunología existe una escasa disponibilidad de vacunas por lo que se ha pospuesto la vacunación de las personas que hayan tenido contacto con con el virus o no poner la segunda dosis a personas que hayan superado la enfermedad.

Las personas vacunadas con AstraZeneca tienen un importante porcentaje de inmunidad frente al virus con la primera vacuna inyectada, un 70%, por lo que el retraso de la segunda dosis de ponerla a personas mayores de 60 años y menores de 79 años no perjudicaría su retraso.

La Agencia Europea del Medicamento (EAM-siglas inglesas) no desaconseja la administración de la segunda dosis de AstraZeneca a la población de más de 60 años.

Desde la Sociedad Española de Inmunología se ha dicho que «queremos transmitir a toda la población que la vacunación es segura y que cualquiera de los efectos adversos descritos tiene un riesgo mucho menor que el de la propia COVID-19 y que muchas de nuestras actividades cotidianas.»

¡Deja tu opinión!