La ruta de ciclismo de competición y profesional de los Montes de Toledo pasa por la Basílica de Urda.

Además las reliquias del Beatificado Carlo Acutis han viajado hasta Ocaña y Yepes

El Santuario del Santísimo Cristo de la Veracruz de Urda, ya Basílica Menor de la Archidiócesis de Toledo, sigue recibiendo peregrinos todos los días y especialmente los fines de semana.

Según fuentes de la Basílica Menor recibe casi todos los fines de semana a ciclistas que pasan en ruta por la localidad de Urda quienes se postran ante el Cristo para ofrecerle sus agradecimientos y exponerle sus rogativas.

Es el caso de los ciclistas que participan en la Ruta de Ciclismo Competitivo y Profesional de los Montes de Toledo, cuyos miembros dejan de pedalear para orar dentro del santuario.

Así siguen llegando los peregrinos de siempre, los peregrinos que tienen puesta su devoción en el Santísimo Cristo de la Vera Cruz de Urda como ha sido el caso del grupo de personas llegadas desde la Parroquia de Pantoja, que le han visitado el pasado fin de semana para darle gracias por lo que reciben tras orarle.

A ellos se suman otros peregrinos como los llegados desde Moral de Calatrava, familias enteras…

CARLO ACUTIS

Por otra parte, las reliquias del recién beatificado Carlo Acutis que llegaron a Urda están viajando, su primer encuentro ha sido con los jóvenes para lo que salieron de la Basílica Menor para presidir el último encuentro de jóvenes de Ocaña.

Las reliquias además han sido veneradas en Ocaña por las hijas del Amor Misericordioso en el Convento de San José.

Después han viajado al Convento de las Madres Carmelitas Descalzas de Yepes quienes tuvieron una Vigilia de Adoración Eucarística, junto a las mismas.

En estos viajes de las reliquias acompaña una reproducción del óleo original de Carlo Acutis que se ha entregado a la Basílica Menor de Urda.

¡Deja tu opinión!