MADRIDEJOS CELEBRÓ UNA MISA FUENERAL POR EL ALMA DE LOS HERMANOS DIFUNTOS DE LA HERMANDAD DEL SANTÍSIMO CRISTO DEL PRADO

La Misa Funeral se celebró dentro de la Festividad de la Ascensión del Señor en la parroquia El Divino Salvador

Madridejos celebró en la festividad de la Ascensión del Señor una Misa Funeral por el alma de los hermanos difuntos de la hermandad del Santísimo Cristo del Prado en la iglesia parroquial El Divino Salvador.

El acto tuvo lugar a las 20.00 horas de la tarde del domingo 16 de mayo de 2021 y la misa también fue ofrecida por el hermanamiento  con la Hermandad de la Soledad de la Vera-Cruz y San Cristóbal y la Archicofradía de la Santísima Virgen de la Sierra de Villarrubia de los Ojos (Ciudad Real).

Al acto asistieron los representantes de la Hermandad del Santísimo Cristo del Prado, de la Mayordomía del Santísimo Cristo del Prado; así como de otras hermandades y cofradías de la localidad de Madridejos.

Estuvieron también representantes de la corporación municipal y presidió la Eucaristía el párroco de Madridejos, don Pedro Alfonso de Marcos Díe.

En el atrio del templo parroquial presidiendo la Eucaristía se encontraban el estandarte de la Hermandad del Santísimo Cristo del Prado de Madridejos y la imagen del Santísimo Cristo del Prado en el cuadro iluminado que se encuentra en la ermita, al que acompañaba un centro de flores blancas.

El color blanco fue el color de esta Eucaristía como signo de alegría dentro de la Iglesia por la Ascensión del Señor, que este año debido a la pandemia se ha prescindido de la procesión al igual que sucediera en el año 2020.

Aún así como anuncio de la Ascensión del Señor la Mayordomía del Santísimo Cristo del Prado bajó de su camarín al Cristo el pasado jueves 13 de mayo y lo expuso para su veneración, destacando el color blanco de sus vestiduras, aderezos y flores.

Tras la Ascensión del Señor, que ha sido elegida para ofrecer una misa por los difuntos de la Hermandad del Santísimo Cristo del Prado de Madridejos, la iglesia se encamina hacia Pentecostés, y junto a ella los madridejenses creyentes y devotos.

¡Deja tu opinión!