Cáritas Diocesana de Toledo colabora con el Proyecto para el Cuidado y Restauración de la Biodiversidad de la Delegación Pastoral para el Cuidado de la Creación

El arzobispo de Toledo, don Francisco Cerro Chaves, ha destacado el compromiso de la diócesis con el “compromiso ecológico y medioambiental en sintonía con el mensaje del Papa Francisco en la carta encíclica ”Laudato Sí”.

Enmarcado dentro de los actos de la Semana “Laudato Sí” que se celebra del 16 al 24 de mayo se ha presentado hoy en el huerto ecológico “San Isidro Labrador” de Cáritas Diocesana de Toledo el proyecto para el cuidado y restauración de la biodiversidad de la recién creada Delegación Pastoral para el Cuidado de la Creación de la Archidiócesis de Toledo.

El acto de presentación de este proyecto, en el que colabora Cáritas Diocesana de Toledo, ha contado con la participación de don Francisco Cerro Chaves, arzobispo de Toledo, el delegado episcopal de Cáritas Diocesana de Toledo, don José María Cabrero, y el delegado episcopal para el Cuidado de la Creación, Javier Gómez-Elvira.

Don Francisco Cerro ha explicado que la Delegación Pastoral para el Cuidado de la Creación fue creada en julio del año pasado, con el ánimo de reforzar en nuestra diócesis compromiso ecológico y medioambiental en sintonía con el mensaje proclamado por el Papa Francisco en la carta encíclica Laudato Si’, en el 5º aniversario de su publicación (24 de mayo de 2015) y  al hilo de las iniciativas impulsadas por el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral.

Entre los objetivos de esta Delegación se encuentran el de generar comunión eclesial al servicio de la ecología integral; promover y apoyar las iniciativas del Papa y de los obispos, así como la formación teórica y práctica en la Laudato Sí. También promover dentro de la Iglesia la aplicación de buenas prácticas ambientales y el diálogo con la ciencia, el mundo académico, las plataformas del tercer sector y otras confesiones y religiones. Y por supuesto orar y celebrar juntos el don y el regalo de la creación.

El delegado episcopal de Cáritas Diocesana de Toledo, don José María Cabrero, ha agradecido a la Delegación para el Cuidado de la Creación el hacer esta presentación en el Huerto Ecológico “San Isidro Labrador”, y ha trasladado la decisión del equipo directivo de Cáritas de colaborar con el proyecto para el cuidado y restauración de la diversidad, que se presenta. Asimismo ha recordado que en el huerto “San Isidro Labrador” se realiza uno de los Talleres Prelaborales de Cáritas, el de Agricultura Ecológica que también se lleva a cabo en Illescas, y donde se forman 10 alumnos. Este Taller se realiza desde 2015 y han pasado por el mismo unos 90 alumnos.

Por su parte el delegado episcopal para el Cuidado de la Creación, Javier Gómez-Elvira, ha señalado que “el Papa Francisco en la encíclica “Laudato Si” alude al desafío de proteger nuestra casa común, incluye la preocupación de unir a toda la familia humana en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral, y hace una invitación urgente a un nuevo diálogo sobre el modo como estamos construyendo el futuro del planeta. Necesitamos unirnos, porque el desafío ambiental que vivimos, y sus raíces humanas, nos interesan y nos impactan a todos.

Según Gómez-Elvira “estamos llamados a ser los instrumentos del Padre Dios para que nuestro planeta sea lo que él soñó al crearlo”.

¿En qué consiste el Proyecto?

El delegado episcopal para el Cuidado de la Creación ha indicado que “la biodiversidad se ve muy afectada a causa de formas inmediatistas de entender la economía y la actividad comercial y productiva”. Así cada año desaparecen miles de especies vegetales y animales que ya no podremos conocer, que nuestros hijos ya no podrán ver y que están perdidas para siempre. La inmensa mayoría se extinguen por razones que tienen que ver con alguna acción humana.

Para el cuidado y restauración de la biodiversidad se empezará con la obtención de la planta necesaria para la restauración de hábitats prioritarios, que posibilite el funcionamiento de los ecosistemas, la lucha contra la desertificación y la mitigación del cambio climático.

Se trata por tanto de elegir las especies vegetales más singulares y características de cada hábitat, consiguiendo su reproducción en vivero, siempre mediante prácticas ecológicas, y diseñando actuaciones discretas de restauración mediante su oportuna introducción y seguimiento.

Para la restauración es necesario suscribir convenios o acuerdos con los propietarios, sean públicos o privados, que contemplen los trabajos de seguimiento necesarios tras la plantación.

.

¡Deja tu opinión!