MADRIDEJOS NATURAL III: EN LA MINA DE EL POLVORÍN

Las Rutas de las Minas de El Polvorín enlazan el carril de Las Minas con el carril de El Guerrero. El carril de El Guerrero se encamina hacia el camino de las Sierras y en ese trecho se encuentra la Mina de El Polvorín o Ángel de mi Guardia, que forman parte del recorrido natural de este nuevo hallazgo geológico-ambiental ubicado en Madridejos.

Haciendo el recorrido desde la Mina de Provenza o Mina de El Caballo nos encontramos con el Pozo de la Unión que es otra mina también cerrada, y que posee una galería muy estrecha que comunica con la Mina de Provenza.

Entre la Mina de Provenza y el Pozo de la Unión existe un crestón cuarcítico, porque todo ello es una zona geológica. Según el minerólogo, Casimiro Rodríguez, hubo un tiempo en el que el granito empujó a las calizas y cuarcitas contribuyendo a la formación de los cerros que se avistan alrededor de la zona minera.

“Lo que había eran cuarcitas armoricanas (estas son una formación geológica compuesta por cuarcitas y cuarzoarenitas con cemento silíceo que se formó en el Ordovícico inferior),  y calizas, y posteriormente hubo una deformación hercínica (movimiento de las placas terrestres) en la que la tierra se empujaba hacia arriba y abajo y dio lugar a este tipo de cerros”, explicaba el consaburense, Casimiro Rodríguez.

“La caliza se ha convertido en mármol y es imposible encontrar fósiles porque para encontrar un fósil se necesitan unas condiciones climáticas y de enterramiento adecuadas, si no desaparece”, indicaba el minerólogo.

Así haciendo el camino se llegó a la Mina de El Polvorín, que es una mina particular, y  que para visitarla se ha necesitado un permiso del propietario, que ha sido gestionado por el Ayuntamiento, desde donde se organizarán nuevas ediciones de estas Rutas de las minas de La Perdiguera,  para el próximo otoño.

En 1565 se pidieron permisos de cesión para las Minas de La Perdiguera y las Minas de El Silillo. El siguiente registro de minas se hizo sobre 1860 y se registraron las minas Pepita, la de la Providencia y el resto de minas de La Perdiguera.

En 1965 el médico de Madridejos, don Mariano Jiménez Ruíz, oriundo de Urda, quiso explotar estas minas a fin de encontrar plata, hecho que fue difundido por diarios como el ABC.

Pidió varias concesiones para su explotación,  entre ellas la de la mina de La Perdiguera y la de  la Gitanilla.

La galena de la zona es bastante argentífera, salen bastantes gramos de plata, aproximadamente según el minerólogo, unos 25 gramos de plata en una tonelada de piedra excavada.

El nombre de la mina “El Polvorín” se debe a que durante la Guerra Civil, Española (1936-1939), esta mina se utilizó como polvorín. De hecho se encuentra una inscripción que indica el año en que se le dio esta utilidad a la mina, año 1937.  Por lo que toda la construcción de la mina parece ser que se corresponde a este año. Construcciones como vigas,  arcos, puertas, rampas de escotilla para la subida del material de munición.

Antes de 1937 la mina era solo un agujero sin construcción alguna. La mina de El Polvorín tiene dos bocaminas, por la que se entró y otra que está tapada y que da a una majada.

En la Mina de El Polvorín unas escaleras te van llevando hacia el interior de la mina, escaleras que indican las excavaciones que se hicieron en su día buscando el filón. Así se pueden apreciar superficies blancas que son barita; que si esta superficie tiene manchitas amarillas son fosfatos de plomo por lo tanto mimetita; si se observan metálicos grises es galena; si se ven brillos son calcitas cristalizadas, sin embargo será cuarzo si se ve cristalizada la piedra en cinco caras y no en tres; así  se observan muchos otros metales secundarios procedentes de la alteración de los primarios.

La mayoría de la mina es caliza pero cuando se endurece el granito, se denomina plutón granítico, y suele  quedarse aflorando. Este lugar se convierte en una zona por donde corre el agua más fría o más caliente, y son los metales dentro del agua los que producen depósitos metales, con una mayor parte de producción de galena, la cual da lugar a  los metales secundarios de plomo, que se producen al disolverse la galena, apareciendo metales como la mimetita, por ejemplo.

Tras visitar la Mina de la Perdiguera, una de las principales de las Rutas de la Minas de la Perdiguera, los excursionistas que han participado, en la segunda ruta realizada a este nuevo proyecto medioambiental y geológico del Ayuntamiento de Madridejos, se digirieron a la Mina de la corta de Santa Bárbara, una mina a cielo abierto.

CAMPAÑA PROMOCIÓN COMERCIO CONSUEGRA 2021

¡NUEVOS SORTEOS TODOS LOS MESES HASTA DICIEMBRE!

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MADRIDEJOS NATURAL I: RUTA DE LAS MINAS DE LA PERDIGUERA

¡Deja tu opinión!