La Junta de Comunidades hace una serie de recomendaciones a seguir en la campaña estival de recolección agrícola para evitar incendios en el medio natural

El delegado provincial de Desarrollo Sostenible, Tomás Villarrubia, ha recordado que el uso de maquinaria agrícola, especialmente las cosechadoras, pueden provocar incendios con “desastrosas consecuencias para el medio ambiente y también para la propia explotación agraria, así como el elevado coste que supone su extinción” y ha pedido la colaboración de los agricultores, tomando en cuenta las recomendaciones que se han remitido en el tríptico”.

Con motivo del inicio hoy del período de la campaña de extinción de incendios, la Delegación Provincial de Desarrollo Sostenible ha remitido un tríptico, que, bajo el lema, `Toma precauciones, tu labor es importante´ ofrece una serie de recomendaciones a seguir en la campaña estival de recolección de cereales y otros cultivos, con el fin de evitar incendios en el campo que puedan tener efectos en el medio natural.
 
En el documento enviado, el delegado provincial de Desarrollo Sostenible, Tomás Villarrubia, recuerda que   el uso de maquinaria agrícola, especialmente las cosechadoras, pueden provocar incendios con “desastrosas consecuencias para el medio ambiente y también para la propia explotación agraria, así como el elevado coste que supone su extinción”.
 
Por ello, Villarrubia ha pedido la colaboración de los agricultores, así como que tomen en cuenta y sigan las recomendaciones que se han remitido en el tríptico.
 
Dado que la mayoría de los incendios provocados por cosechadoras agrícolas se producen por las chispas que generan el roce del peine o patín con el suelo, la polea del ventilador y los rodamientos se recomienda hacer un buen mantenimiento de la máquina, llevar un extintor de nieve carbónica o polvo ABCE, así como reducir la velocidad de avance en terrenos pedregosos y elevar la plataforma de corte y la instalación de matachispas en el tubo de escape.
 
También se establecen una serie de recomendaciones en la formar de cosechar, que van desde realizar una primera pasada perimetral; cosechar las parcelas desde fuera hacia adentro con el fin de que a medida que se avanza exista menos combustible rodeando la parcela; avanzar en contra del sentido del viento, realizando fajas perpendiculares a su dirección; y, en las parcelas que limitan con terreno forestal se señala la conveniencia de hacer el pase de grada o cultivador una vez cosechada, así como realizar los trabajos a primera hora.
 
Asimismo, se recuerda que las condiciones de máximo peligro de incendio forestal se producen a temperaturas superiores a 30 grados, con una humedad relativa del aire por debajo del 30 por ciento y cuando la velocidad moderada del viento es de moderada a fuerte. Asimismo, se hace hincapié en que las horas de máximo riesgo son las comprendidas entre las 13.00 y las 19.00 horas.

¡Deja tu opinión!