Constituida la Cáritas Parroquial de Tembleque

Constituida la Cáritas Parroquial de Tembleque

El pasado mes de junio, con una Eucaristía de Acción de Gracias, y donde se produjo el envío de los ministros de la Caridad, con la participación del Equipo Directivo de Cáritas Diocesana de Toledo se constituyó formalmente la Cáritas Parroquial de Tembleque. Tras varios meses de trabajo, con el respaldo de la trabajadora social de Cáritas Diocesana de Toledo, Verónica Hernández, ha comenzado oficialmente esta Cáritas Parroquial, que está formada por seis voluntarias, atendiendo a unas diez familias de la localidad.

La responsable de la Cáritas Parroquial, Julia Díaz-Carretero, manifestaba que “en pleno recrudecimiento de la pandemia, comenzábamos a ayudar a las familias, con aquello que necesitaban, no solo alimentos sino también mantas u otro tipo de ayuda”, gracias a los donativos de los vecinos de Tembleque.

Cáritas Parroquial de Tembleque, que en estos momentos está a la espera de un local que sea la sede y almacén de alimentos, está diseñando nuevos proyectos que permitan estar cerca de las familias y además ayudarles en su promoción personal. En este sentido Julia Díaz-Carretero señala que están pendientes de que “podamos visitar a los enfermos de la residencia y realizar varios talleres de cocina, de costura y de acompañamiento a niños”.

Testimonio de Julia (que leyó en la Eucaristía de Acción de Gracias)

“Donde hay caridad y amor allí está el Señor”, dice la canción. Cerca muy cerca

sentimos al Señor en nuestras vidas las personas que atendemos a cada familia

que con sus hijos nos piden ayuda para poder darles de comer, niños que no

pueden beber un vaso de leche o biberón por las mañanas o noches. Allí está

Cáritas para atenderles porque en sus caras de angustia por la necesidad, te

vemos Señor. Ellos son los que nos acercan más a TI, no les hacemos un favor

dándoles alimentos o ayuda espiritual, son ellos los que nos hacen el favor a

nosotras, cruzándose en nuestras vidas y en la de nuestras familias.

Empezamos con la recogida de mantas en invierno ¡Qué alegría! Cuando

llevamos dos furgonetas a Cáritas de Santa Teresa en Toledo, después fuimos descubriendo las necesidades materiales que había en nuestro pueblo, en unos meses llegamos a atender a unas once familias, ahora son diez, casi todas con niños y así fue creciendo la necesidad de formar el grupo de Cáritas que hoy formalizamos.

Nuestra ilusión es grande, pues hemos estado a su lado en momentos importantes

de su vida, como el bautizo reciente de tres de sus hijos, otro está preparándose

para hacer dentro de unos días su Primera Comunión, preparamos la canastilla del

que va a nacer en agosto.

Les hacemos compañía en sus enfermedades, también les hemos buscado

trabajo a dos de ellos. Al hacerles un seguimiento personal esto les hace sentirse

mejor, a, ver que hay quienes les escuchan tratándoles con cariño.

Lo que hoy formalizamos Cáritas Parroquial, esperamos que con la ayuda

de Dios y de nuestra comunidad siga funcionando durante muchos años e

integrando a otros voluntarios que así lo deseen en un futuro.

También nuestro agradecimiento a Don Carlos que tanta ilusión como nosotras

ha puesto en este proyecto y a todas las personas que hoy nos acompañáis.

Debemos ser humildes antes Dios y agradecerle cada día lo que tenemos.

Ayúdanos Señor a ayudar a los demás, ese es nuestro lema.”

¡Deja tu opinión!