Los voluntarios de Cáritas Diocesana de Toledo se reinventan para poder atender a los más necesitados

Un total de 1.229 voluntarios de Cáritas en la Archidiócesis de Toledo prestan su servicio en 147 Cáritas parroquiales, una interparroquial y cinco centros diocesanos.

Los voluntarios de Cáritas son fundamentales en la labor de atención y   acompañamiento a los más necesitados. La pandemia ha hecho que la actividad de los voluntarios se tuviera que paralizar y reinventar, adaptándose a la nueva realidad impuesta. En esta situación de emergencia sanitaria las personas voluntarias realizaron –hasta que la situación lo permitió- un acompañamiento telefónico o por medios telemáticos, y cuando se ha podido retomar la atención presencial las Cáritas Parroquiales se ha hecho, adaptando los lugares de acogida para poder atender con seguridad.

Según los datos cerrados de la Memoria de 2020 Cáritas Diocesana de Toledo está integrada por 147 Cáritas parroquiales, una interparroquial y cinco centros Diocesanos y tiene el compromiso de 1.229 voluntarios.  El número de voluntarios ha descendido en un 28% en 2020 debido a que un 70% de los  voluntarios tiene más de 65 años, y por tanto, era parte de uno de los grupos de riesgo ante la COVID-19.  Por otra parte, Cáritas Diocesana de Toledo comenzó en 2019 un nuevo recuento de voluntarios, actualizando en 2020 los registros de las Cáritas Parroquiales.

Formación

Asimismo a lo largo de 2020 la formación del Proyecto Diakonía (nuevo modelo de acogida aprobado en Asamblea diocesana en 2017) se vio paralizada por la pandemia, formación que se completó en cuanto las condiciones sanitarias mejoraron, y en la actualidad son las  57 Cáritas parroquiales y 400 voluntarios los que han recibido formación del Proyecto Diakonía desde que se inició en 2017.

Como novedad en el voluntariado y ante la imposibilidad de realizar la formación presencial, en colaboración con el Servicio de Comunicación de Cáritas Diocesana de Toledo, se llevó a cabo la emisión de un programa de televisión en Canal Diocesano, llamado Diakonía, que se ha emitido todos los sábados desde el mes de diciembre de 2020 hasta el 12 de junio de 2021.

El secretario general de Cáritas Diocesana de Toledo, Javier García-Cabañas, agradece a todos los voluntarios “su ejemplo y testimonio en todo este tiempo de pandemia”, porque según García-Cabañas, “han demostrado que el amor por los más necesitados era lo más importante, aún a riesgo de contagiarse, y dando las gracias a los que tuvieron que retirarse para poder cuidarse ellos, sosteniendo nuestro trabajo con la oración”.

Evaluación voluntarios

Desde el Área de Animación del Territorio, donde se incluye el servicio de voluntariado, se ha realizado una evaluación a los voluntarios sobre la formación que han recibido. En este sentido los voluntarios que han respondido han indicado que “esta formación les ha permitido conocer Cáritas, reafirmando su misión en Cáritas y su compromiso con los más pobres”. Asimismo confirman que “el modelo de acogida Diakonía está dando resultados pues el acompañamiento es fundamental para las personas que llegan a Cáritas, siendo una entidad mucho más cercana y personalizada”.

¡Deja tu opinión!