EL NACIMIENTO DE JESSE OWENS el «Antílope de ébano»

Jesse Owens nación un 12 de septiembre de de 1913 en Oakville Alabama nace Jesse Owens. Jesse Owens ha sido uno de los atletas que ha dejado historia en el deporte a nivel mundial. Tras una competición universitaria en EEUU , la Big Ten Conference, consideró que había hecho «los mejores 45 minutos del deporte.

En menos de 45 minutos batió cinco récords mundiales e igualó otro, entre ellos el salto de longitud que alcanzó los 8m 13cm. Ganó cuatro medallas durante las Olimpiadas en Berlín, y se mantuvo en el mundo del deporte 45 años.

Sin embargo, el atleta por ser de color, sufrió lo mismo que los de su raza, y se convirtió en un símbolo de gran valor marginado. En su lucha contra la desafortunada ley de razas que no hace iguales a los seres humanos, Owens, enfrento con éxito al nacismo, según informa National Geographic. Aún así, su éxito quisieron nublarlo con la publicación del libro «Jesse: la fabuloso historia de Jesse Owens, en el que se cuenta su experiencia como atleta en la Alemania nazi ante el mismísimo Adolf Hitler.

Sin proponérselo consiguió convertirse en un símbolo de lucha contra el nazismo, aunque siempre se le consideró un chico negro «hecho a sí mismo», ni él mismo llegó a entender el papel que representó en el deporte en su lucha contra el nazismo.

Alcanzando la cima, los propios alemanes le pidieron autógrafos y consiguió la felicitación de sus seguidores; lo que no consiguió fue ser reconocidos por e Gobierno de EE.UU. En Alemania fue tratado como un deportistas blanco, en su país fue menospreciado como tantos afroamericanos que carecía de disfrutar de los mismos derechos que la población blanca.

Entonces el presidente Frankñin Delano Roosvelt no le recibió en la Casa Blanca y le felicitó. «Tras el desfile en honor a los campeones que tuvo en lugar Nueva York, a Owens no se le permitió entrar en el hotel Waldorf Astoria por la puerta principal, y tuvo que llegar a la recepción del hotel subido en el montacargas».

Su momento de gloria se evaporó y trabajó como gerente de una lavandería, bailarín de jazz y actor secundario, vendiendo sus veloces piernas a la gran pantalla.

Fue un hombre culyo que leyó y escribió mucho, con extraordinarios conocimientos de jazz. En la década de 1950, el presidente Dwight Eisenhower lo nombró embajador de buena voluntad de los Estados Unidos para el Tercer Mundo, con un sueldo anual de 75.000 dólares.

Al final lo dejó todo y creó su propia empresa de relaciones públicas dedicándose a contar discursos por todo el país sobre su vida.

Una de sus frases fue: ««Me di cuenta de que luchar, en su mejor sentido, era la única respuesta que el afroamericano tenía, que cualquier negro que no estuviera comprometido en la lucha en 1970 estaba ciego o era un cobarde».

A su muerte el 31 de marzo de 1980 «el antílope «ébano» con 66 años de edad moría de un cáncer de pulmón y de él dijo el entonces presidente de EE.UU. >Jimmny Carter dijo: «

.

¡Deja tu opinión!