DON FRANCISCO CERRO CHAVES CAMINÓ CON EL CRISTO DE LA MANCHA

El Arzobispo de Toledo y Primado de España, don Francisco Cerro Chaves, presidió la Eucaristía y Solemne Procesión del Día del Cristo de Urda.

El Obispo de Valencia don Antonio Cañizares mandaba saludos al pueblo de Urda, con quien compartió en su momento este día grande y otros que en torno al Cristo de la Vera Cruz se celebran

La localidad de Urda vivió un día de esplendor este 29 de septiembre de 2021, tras un año sin poder sacar la barca en procesión que porta la Sangrada imagen del Santísimo Cristo de Urda en 2020, debido a la crisis provocada por la pandemia de la COVID-19.

Este año con las debidas medidas sanitarias el templo matriz de San Juan Bautista recibía antes de las 11.00 horas de la mañana al Arzobispo de Toledo y Primado de España, don Francisco Cerro Chaves, quien presidió la Santa Misa concelebrada, donde intervinieron como anfitriones el párroco de Urda, don Juan Alberto Ramírez Avilés y el vicario capellán de la Basílica Menor de Urda, don José Antonio Fuentes Ucendo.

Intervinieron en las distintas lecturas de las Sagradas Escrituras en las preces y en la Acción de Gracias, el Mayordomo de la Real Archicofradía del Santísimo Cristo de la Vera Cruz, José Luis Díaz García, la presidenta de la Cofradía de las Esclavas de Nuestro Padre Jesús Nazareno, Yolanda Rabadán, el vicario capellán de la Basílica Menor de Urda, don José Antonio Fuentes Ucendo, una representante del voluntariado de Urda y el párroco-recto de la Basílica Menor de Urda en honor, al único Cristo de la Diócesis de Toledo, el Cristo de Urda, don Juan Alberto Ramírez Avilés.

El templo ocupó todo su aforo y fuera a puertas de la parroquia, se ocuparon las sillas que había dispuesto el Ayuntamiento para escuchar la Santa Misa.

La Coral Polifónica de Urda cantó la Santa Misa dirigida por Vicente Manuel Palop Valero.

HOMILÍA

El Arzobispo de Toledo y Primado de España, Monseñor don Francisco Cerro Chaves fue el encargado de ofrecer la homilía de la primera Solemne Eucaristía que recibe el Santísimo Cristo de la Veracruz en su fiesta mayor como Cristo de una Basílica Menor, título otorgado el pasado 2 de febrero por su Santidad el Papa Francisco.

Don Francisco Cerro Chaves habló en su homilía de la Cruz y de la Cruz que soporta el Santísimo Cristo de la Vera Cruz a quienes sus fieles peregrinos le llevan sus gracias y sus ruegos, no solo este día, sino a lo largo de todo el año.

Al referirse al Santísimo Cristo de la Vera Cruz de Urda, y hablar de la devoción depositada en Él vino a definirle como el Cristo para ser contemplado, para ser acompañado y es un Cristo peregrino.

«Es un Cristo para ser contemplado que lleva la Cruz, para ser contemplado en la estampa que tenemos, en su basílica, es un Cristo que se ha extendido su devoción por todos los lugares del mundo; es un Cristo para ser acompañado porque porta la cruz de todos los sufrimientos de los hombres, y Él viene a la orilla para consolarnos y es un Cristo peregrino, porque es una entre otras, de las más importantes de los jóvenes y por ello debemos pedir que nosotros seamos verdaderos peregrinos en busca de Dios», expresaba el Arzobispo.

Recordó el Arzobispo de Toledo y Primado de España el honor de ser la Basílica Menor de Urda, de ser la única dedicada a un Cristo, basílica de peregrinaje a Urda cuyo Cristo nos invita a contemplarle, acompañarle y ser peregrino.

ESCUCHA LA HOMILÍA

En la preces se pidió por Urda, por la comarca, por volver a la normalidad y salir de esta pandemia de la COVId-19; también por los enfermos, oprimidos, por los misioneros, por los marcados por la Cruz del Señor, todo poniendo como intercesores al Cristo de Urda y a la Virgen Dolorosa.

La comunión fue distribuida por cuatro sacerdotes, presidiendo el Señor Arzobispo junto al altar mayor, dos más dentro del templo parroquia y el rector de la parroquia en la calle acompañado por una voluntaria.

LAS PALABRAS DEL RECTOR DE LA PARROQUIA DE SAN JUAN BAUTISTA

El rector de la Parroquia San Juan Bautista de Urda, don Juan Alberto Ramírez Avilés, en su acción de gracias recordó que este año se celebraban las Fiestas en honor al Santísimo Cristo de la Vera Cruz de Urda, como primer año tras la proclamación del Santuario de Urda como Basílica Menor del Santuario Diocesano.

Se dirigió al Arzobispo de Toledo Primado de España don Francisco Cerro Chaves como «el buen padre», que está pendiente de sus siervos por su cariño al pueblo de Urda, especialmente hacia los más vulnerables o el detalle de llamar a la Parroquia antes de que el Santo Cristo de Urda saliese por primera vez de su Basílica Menor para ser llevado a la parroquia.

Los detalles que el Arzobispo de Toledo ha tenido con la Parroquia de Urda han sido cuidados, detalles como el icono de Santa María Reina de los Apóstoles o el Cáliz de la Pasión que hizo llegar el Arzobispo desde Valencia como regalo del Obispo don Antonio Cañizares.

Urda le agradecía la Carta Pastoral de las Hermandades y las Familias ha señalado el camino en Urda en la Parroquia y en las familias.

«Recogemos su palabra, su reto y su ánimo, para seguir volviendo a la normalidad desde la prudencia, la alegría y la esperanza de la mano de María que siempre está al lado de los que caminan con la Cruz», decía el párroco.

El Cristo de Luis Villondo, una talla con más de cuatro siglos sembrando fe en La Mancha, salió en su barca acompañada de parte del presbiterio diocesano.

La iglesia no tuvo tanta afluencia como en situaciones normales, pero las redes sociales de la Basílica Menor de Urda hizo llegar el día grande de Urda a todos los puntos de la geografía del mundo.

CORTEJO PROCESIONAL

Don Francisco Cerro Chaves acompañó la procesión caminando tras los pies del Santísimo Cristo de la Vera Cruz subido en su barca. Como un peregrino más se sumaba al cortejo procesional, reducido este año por la pandemia, que encabezaba la Real Archicofradía del Santísimo Cristo de la Vera Cruz, cuyos hermanos llevaron la barca tirando de los cordones de la parroquia; a ellos les acompañaba la Cofradía de las Esclavas de Nuestro Padre Jesús Nazarenos.

El alcalde de Urda, Manuel Galán representó al pueblo de Urda en la comitiva y estuvo acompañado por la senadora del PP, Pilar Alía Aguado y el diputado del PP por la provincia de Toledo, Emilio Bravo Peña.

El pueblo este año siguió los pasos del Cristo de la Vera Cruz en su barca con la mirada, pues un importante dispositivo de seguridad se desplegaba para controlar que el aforo se respetase, y para ello se pusieron barandillas a lo largo del recorrido con sillas tras de ellas.

Guardia Civil, Policía Local y Protección Civil sumaron sus esfuerzos para que el público respetase las normas sanitarias, algo con lo que cumplió el pueblo seguidor y peregrino del Santísimo Cristo de la Vera Cruz.

El alcalde manifestaba al término de la procesión su satisfacción por cómo se celebraron sendos actos de la bajada del Cristo desde la Basílica Menor a la Parroquia San Juan Bautista, el día 28; así como la celebración de la solemne procesión.

¡Deja tu opinión!