HA LLEGADO EL OTOÑO, NUESTRAS VIDES DAN SUS FRUTOS, PERO NUESTRA ECONOMIA REGIONAL SE MARCHITA

Artículo de Opinión de Pilar Alía: Responsable de Desarrollo Económico, Empleo, Autónomos y Empresas del Consejo Político del Partido Popular de Castilla-La Mancha

Llevamos unos días inmersos en el otoño, pero también nos encontramos desde el Partido Popular de Castilla – La Mancha, de la mano de Paco Núñez, con la mente puesta en el Próximo debate del Estado de la Región, que este año como el anterior, cobra especial relevancia y más si tenemos en cuenta que durante 2021 el COVID ha permanecido en nuestras vidas, lo que ha traído consigo que la Economía Regional no pase por sus mejores momentos y menos aún si estamos gobernados por un Presidente, como Emiliano García-Page a quien los ciudadanos de esta tierra no merecen, un  Presidente que desde marzo de 2020 no se ha puesto en la piel de un autónomo, de una pyme, de un profesional, de quienes trabajan sin horario y contribuyen a que esta tierra pueda despegar del letargo en el que se encuentra.

En este tiempo el presidente no ha escuchado a la sociedad civil, sólo la voz de los sindicatos afines, esos aliados que a cambio de subvenciones callan detrás de las puertas de hospitales, colegios, universidades…El mérito de este presidente está en “faltar” a quienes trabajan sin descanso.

Emiliano García Page es el presidente de una Comunidad, la suya, la nuestra, que acabamos de saber que retrocede en el Índice Autonómico de Competitividad Fiscal, importante análisis que estudia, compara y clasifica los sistemas tributarios de los diecinueve territorios españoles con capacidad impositiva: dieciséis comunidades autónomas y las tres diputaciones forales vascas, informe que constituye una foto fija anual de la competencia fiscal subestatal en nuestro país. De nuevo nos sacan los colores, y de nuevo las comparaciones son odiosas porque es Madrid, la Comunidad que, con 7,19 puntos sobre diez, repite en cabeza del índice, y también es necesario mencionar como asciende Andalucía con 6,12 puntos, subiendo cuatro posiciones respecto al año pasado, pero somos nosotros la comunidad que más baja, SI, Castilla-La Mancha con 5,99 puntos sobre diez, quedando en décima posición.

En este análisis, se tienen en cuenta todos los tributos cedidos a la Hacienda Autonómica, sobre todo en lo concerniente a Sucesiones y Donaciones, Patrimonio o el tramo autonómico del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), además de los tributos propios que como ya sabemos la Comunidad de Madrid ha eliminado. Y le pregunto al Sr. Page, ¿cómo explicará usted la semana próxima en la tribuna de las Cortes Regionales lo que ocurre en materia económica y financiera en nuestra región?, ya le estoy viendo coger a usted su botella de agua, y sacar pecho contando que si no baja usted los impuestos, es porque es necesario recaudar para ofrecer servicios públicos a los ciudadanos, cuando todos sabemos que recaudar lo justo y necesario es lo que engrandece a un territorio autonómico frente a sus contribuyentes, porque los impuestos deben ser diseñados para fortalecer el crecimiento y el empleo, no sólo para recaudar. Mire retrocedemos respecto a otras comunidades en dicho índice de Competitividad Fiscal, porque usted se niega a rebajar la escala de IRPF en el tramo autonómico, usted prefiere que sus  conciudadanos contribuyan a las arcas públicas antes que se incentive el consumo en su comunidad, usted quiere que cuando un padre done a un hijo, pague quince veces más que reduciendo la cuota en un 99% como le propone Paco Núñez, usted prefiere que cuando un hijo hereda de sus padres fallecidos pague por Impuesto de Sucesiones veinte veces más que reduciendo la cuota en un 99% como le propone Paco Núñez.

Esa es su forma de exprimir los bolsillos de sus vecinos en momentos en los que por motivos de la pandemia han sido muchas las familias que han perdido a sus familiares y, que, sin embargo, han tenido y tienen que pagar este impuesto, en el mejor de los casos, pues todos sabemos de las renuncias habidas a herencias en este último año.

Pero no es lo único por lo que nos sacan los expertos los colores, porque como sabe usted, también encabezamos ranking en disolución de sociedades en nuestra comunidad según datos del INE, y este dato por desgracia, tenderá a crecer en los próximos meses si tenemos en cuenta que estamos a las puertas de una subida del SMI y por consiguiente de cotizaciones, sin darnos cuenta que el progreso y la recuperación económica deben sustentarse con la cohesión social y no sólo con subidas del SMI.

 Pero, además, ¿qué sucederá en las sociedades aún con vida con los trabajadores que continúan en ERTE, pendientes en estos días de negociaciones para ampliarse más allá del 30 de septiembre, si no puedan volver a trabajar en sus empresas? Es evidente, seguiremos encabezando el ranking en disoluciones, las previsiones son caóticas en nuestra comunidad.

Y si lo anterior, fuese poco, además nos han sacado los colores, porque el incremento del gasto público y la caída de ingresos han marcado un crecimiento de la deuda en nuestra región que nos ha llevado a batir récords, situándose en 15.659 millones de euros, un 41% del producto Interior Bruto de la Comunidad, tras crecer en 331 millones de euros respecto al cierre de 2020. Estos datos sitúan a nuestra Comunidad como la segunda de España con mayor carga financiera relativa. En Castilla-La Mancha y según la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIREF), la deuda pública no bajará del 27% del PIB hasta 2050, a todas luces vergonzoso. Y todo porque nuestra Hacienda Autonómica ha ido cambiando la estructura de su pasivo. Ha reducido lo que debe al Estado, la cuantía en valores de deuda y ha aumentado los créditos con las entidades financieras.

Ante esta situación, hay que reflexionar y escuchar a quien lo está pasando mal, pero y por qué no también a la oposición, que viene recordándole desde hace meses la situación insostenible que atraviesa nuestro tejido productivo, porque Sr. Page usted no lo hace, pero desde el Partido Popular, llevamos meses escuchando a la sociedad civil, sus demandas, sus necesidades, que son las que llevamos a esa tribuna de las Cortes Regionales donde usted tampoco sube, y cuando lo hace es para dar la espalda a sus conciudadanos.

Ustedes, su gobierno, deberían pensar que en nuestra comunidad recaudamos menos porque el paro sigue aumentando (hemos sabido que en agosto los parados han aumentado en más de 12.700 personas respecto al mes de julio), las empresas son cada vez más pequeñas, fíjense que en nuestra región predominan las pymes que cuentan con entre 1 y 9 trabajadores, pero también esta región cuenta con un índice importante de economía sumergida que frena la recaudación. Por eso, ustedes, quienes gobiernan esta región, deberían plantearse que crear empleo reduce la economía sumergida y aumenta el tejido empresarial, consiguiendo una fiscalidad justa y competitiva, pues en la situación actual, esta comunidad no puede plantearse una fiscalidad tan agresiva como la que tenemos actualmente.

Nuestra región sólo saldrá de la crisis económica que atraviesa atrayendo inversión y facilitando la creación de empresas y empleo, con una fiscalidad competitiva y realista, que aumente las bases imponibles, pero sin aumento de carga fiscal para las bases que consiguen sobrevivir. No es de recibo seguir subiendo la carga fiscal a familias, a empresas, pasen a la acción y eliminen el gasto público innecesario y sus duplicidades, eliminen los gastos superfluos y céntrense en lo importante, sus vecinos, escuchen las recetas del Partido Popular con experiencia en sacar del caos económico a España, como ya se ha hecho anteriormente, con el gobierno de Pablo Casado ya será el tercer milagro español, tras el de Aznar y Rajoy y así se está poniendo de manifiesto en nuestra Convención Nacional.

Aprendan como a día de hoy los vecinos de otros territorios gobernados por el Partido Popular, ven despegar sus economías, porque sus presidentes tienen alternativas y propuestas como las que reiteradamente Paco Núñez les viene planteando con la ilusión de conseguir que nuestra región se sitúe en la senda correcta de crecimiento económico y generación de empleo, porque nuestras generaciones venideras, necesitan mejores condiciones económicas para desarrollar su presente y su futuro.

¡Deja tu opinión!