DÍA DE LA IGLESIA DIOCESANA: TRANSPARENCIA, SOLIDARIDAD Y CORRESPONSABILIDAD COMO CLAVES DE COMPROMISO CON LA ARCHIDIÓCESIS

DÍA DE LA IGLESIA DIOCESANA: TRANSPARENCIA, SOLIDARIDAD Y CORRESPONSABILIDAD COMO CLAVES DE COMPROMISO CON LA ARCHIDIÓCESIS

El Sr. Arzobispo recuerda que «la Iglesia que peregrina en Toledo realiza su misión evangelizadora en muchos ámbitos de la vida de nuestros pueblos y ciudades», y propone «tres claves que nos ayuden a comprometernos en la vida de nuestra archidiócesis: la transparencia, la solidaridad y la corresponsabilidad».


Don Francisco Cerro Chaves, en su escrito de este domingo agradece «la colaboración de todos vosotros en la vida de nuestra Iglesia diocesana» y pide «que sigáis ayudando con vuestro tiempo y con vuestros recursos
.

La Diócesis de Toledo ha dado a conocer sus datos económicos y de actividad pastoral.

En su escrito, el arzobispo de Toledo recuerda que «el Día de la Iglesia Diocesana nos ofrece la oportunidad de reconocer el trabajo constante de nuestra archidiócesis en favor de los ancianos, los jóvenes, los niños, los pobres, las madres gestantes con dificultades, las mujeres que sufren violencia en el entorno familiar, los migrantes que buscan acogida y cercanía entre nosotros».

TRES CLAVES PARA EL COMPROMISO DE LOS FIELES

Además, ofrece «tres claves que nos ayuden a comprometernos en la vida de nuestra archidiócesis y sus obras de apostolado».


La primera clave «es la transparencia, que es el compromiso de todas las instituciones que formamos la comunidad diocesana. Caminamos juntos, somos una familia y pedimos a los fieles que colaboren en la tarea social y evangelizadora de nuestra archidiócesis».

Por eso, «nuestra respuesta a este compromiso y a la ayuda de tantas personas que dedican su tiempo, sus recursos y sus vidas, es la comunicación trasparente de nuestras actividades», ya que «nuestra familia diocesana tiene el compromiso de informar sobre sus actividades».


La segunda clave es «la solidaridad: toda familia vela y cuida a cada uno de sus miembros, nosotros la gran familia de los hijos de Dios, también nos cuidamos y especialmente acogemos a los más vulnerables. El trabajo diario en los centros de nuestra archidiócesis es la respuesta que la Iglesia Madre dan a sus hijos que sienten necesidad».


La tercera clave es» la corresponsabilidad», ya que «el Día de la Iglesia Diocesana es una llamada para cada uno de los miembros del pueblo de Dios. Cada uno de nosotros estamos interpelados por la Iglesia, nos llama a caminar juntos y acercarnos curar las heridas de los más débiles». En este sentido, laicos, vida consagrada y sacerdotes «nos sentimos llamados a trabajar de forma corresponsable» para que «hagamos de nuestra iglesia diocesana ese hospital de campaña que da cobijo a tantos hermanos nuestros que han quedado heridos en
los caminos de la vida».


Algunos datos


Con motivo del Día de la Iglesia Diocesana cada diócesis publica sus datos económicos para que el Pueblo de Dios esté informado de las cuentas de la Iglesia. En el informe también se encuentran los datos de la actividad de la archidiócesis de Toledo en sus distintas facetas: celebrativa, pastoral, evangelizadora, educativa, cultural y caritativa y social. Son datos provisionales correspondientes al año 2020.

En el primer aspecto, según se recoge, en el año 2020, en la archidiócesis de Toledo se administraron 2.126 bautizos y 2.866 confirmaciones. Además 219 parejas contrajeron matrimonio católico y 4.047 niños y niñas recibieron la primera comunión.


Actividad educativa


Respecto a la labor educativa, tras recordar unas palabras del Papa Francisco en las que afirma que «la educación es el mejor servicio que se puede prestar a la sociedad, pues es la base de toda transformación de progreso humano, tanto personal como comunitario», el informe detalla que en la archidiócesis de Toledo hay 29 centros católicos de enseñanza concertados y uno privado, en los que reciben formación 17.750 alumnos y en los prestan su servicio 442 profesores.


En lo que se refiere a la labor educativa, la archidiócesis cuenta con 11 centros de enseñanza, agrupados en la Fundación Arzobispo Rodríguez Plaza. Estos centros de educación diocesanos, en los que se forman 6.382 alumnos, son: Colegio Diocesano Ntra. Señora de los Infantes; Colegio Diocesano Santiago el Mayor, en Toledo; Colegio Diocesano Santa Clara, en Ocaña; Colegio Diocesano Virgen de la Caridad, en Illescas; Colegio Diocesano Karol
Wojtyla, en Seseña; Colegio Diocesano Stmo. Cristo de la Sangre, en Torrijos; Colegio Diocesano Madre de la Vida, en Bargas; Seminario Menor Santo Tomás de Villanueva; Centro Diocesano E. E. Madre de la Esperanza, en Talavera de la Reina; Centro Diocesano E. I. Niña María, en Yepes; y Centro Diocesano E. I. Santa Bárbara, en Toledo.


Actividad pastoral y evangelizadora


La archidiócesis de Toledo en el año 2020 tenía 271 parroquias. Han prestado sus servicios 532 sacerdotes, un diácono permanente y 644 religiosos y religiosas, así como 2.719 catequistas. Hay, además, 35 monasterios con 455 monjas y monjes de clausura.

En el citado año ha tenido 87 seminaristas mayores y 55 menores. Además, 127 misioneros han desarrollado
su acción evangelizadora en territorios de misión.


Actividad caritativa, social y cultural


En 2020 un total de 27.018 personas recibieron atención a través de los 185 centros de asistencia caritativa y social de nuestra archidiócesis. En este sentido cuenta con 16 casas para ancianos, enfermos crónicos y personas con discapacidad, (1.237 personas atendidas); 3 centros para promover el trabajo (970 personas atendidas); 137 centros para mitigar la pobreza (17.255 personas atendidas); 3 centros de menores y jóvenes y para tutela de la infancia (83 personas atendidas); 3 centros para la promoción de la mujer y víctimas de la violencia (925 personas atendidas); 6 centros para la defensa de la vida y la familia (856 personas atendidas), 15 guarderías infantiles (389 personas atendidas).

Además, en iniciativas de asistencia a emigrantes y refugiados se ha prestado atención a 5.238 personas.


Finalmente, Cáritas Diocesana ha promovido 48 programas de atención, con 37.250 beneficiarios, y desde entidades como Manos Unidas se han financiado 19 proyectos de cooperación al desarrollo.


Por último, cabe resaltar que la archidiócesis de Toledo cuenta con 193 bienes inmuebles de interés cultural que es necesario mantener. En este sentido, en el año 2020 se han desarrollado 8 proyectos de construcción y rehabilitación.

¡Deja tu opinión!