LA DIPUTACIÓN DE TOLEDO RATIFICA SU COMPROMISO CON LA UNED DE TALAVERA DE LA REINA

La presidenta de la Junta Rectora del Consorcio del Centro de Talavera de la Reina inauguraba el curso 2021-2002 junto a la vicerrectora adjunta de centros, el director del Centro Asociado, el delegado de Educación, Cultura y Deportes, el segundo teniente de alcalde del Ayuntamiento de Talavera de la Reina, los profesores y profesoras y graduados y licenciados.

El Gobierno de la Diputación de Toledo ratifica su compromiso permanente con el Centro Asociado de la UNED de Talavera de la Reina, así como con sus aulas en Illescas, Mora y Torrijos y la extensión universitaria de Quintanar de la Orden.


Así lo manifestaba ayer, durante el acto de inauguración oficial del curso 2021-2002, la presidenta de la Junta Rectora del Consorcio del Centro de Talavera de la Reina y diputada provincial de Turismo, Artesanía y Deportes, María Jesús Pérez, afirmando que “desde la Diputación provincial apoyamos a un centro imprescindible para Talavera de la reina y su comarca”.


Pérez hacía esas declaraciones junto a la vicerrectora adjunta de centros, Cristina Orgaz, el director del Centro Asociado, Enrique Martínez de la Casa, el delegado provincial de Educación, Cultura y Deportes, José Gutiérrez, el segundo teniente de alcalde del Ayuntamiento de Talavera de la Reina, Luís Enrique Hidalgo, los profesores y profesoras, y los graduados y licenciados.


La presidenta de la Junta Rectora recordaba la larga trayectoria de la UNED de Talavera de la Reina, “que el pasado año celebraba su 40 aniversario, con un bagaje impresionante de más de 50.000 alumnos matriculados en este período de cuatro decenios, lo que proporciona una idea de su implantación y trascendencia”.
Y se refería al curso que comienza, con una oferta universitaria “formada por 28 títulos de grado, los 76 másteres oficiales, 66 cursos de doctorado, 536 cursos de formación permanente, 16 idiomas, actividades de extensión universitaria, programa UNED senior, y otras actividades relacionadas”.


La presidenta de la Junta Rectora alababa “el ejemplo de rigor académico, vocación de los profesores y profesoras, responsabilidad de los alumnos y alumnas, así como del personal de servicio, formando una familia dedicada a la labor de educar y formar, dos conceptos relacionados y necesarios para asegurarnos una sociedad moderna y preparada para afrontar los retos del siglo XXI”.


Destacaba María Jesús Pérez la importancia de que cada año se matriculen alrededor de 1.300 nuevos alumnos y alumnas y la adaptación de la dirección del centro a la nueva realidad generada por la pandemia, que ha obligado a acometer cambios, muchos de los cuales permanecerán “y que en nuestro caso deberán centrarse en reforzar la tecnología para seguir en la vanguardia de la enseñanza a distancia”.


Y añadía que “a pesar de las dificultades de los últimos 20 meses, este centro, sus profesores y profesoras, los estudiantes y trabajadores han seguido haciendo su labor, para que en ningún momento se detuviesen las enseñanzas universitarias, que nos muestran el compromiso de las comunidades con su presente y su futuro”.
También se refería María Jesús Pérez a “la implantación de cátedras para ayudar a aportar soluciones a los problemas de despoblamiento, siendo pioneros en la implantación de microgrados y dos nuevas titulaciones para el curso que comienza”.

En el acto de inauguración se entregaban las bandas correspondientes a los graduados y licenciados del curso 2020-2021, además de las placas y medallas de reconocimiento a los profesores y profesoras tutoras, al personal de administración y servicios, la medalla de plata a la profesora tutora, Ana Martín Cuadrado, por sus 30 años como tutora y al ex secretario del Centro, Adolfo Sánchez Benito, en agradecimiento a su trayectoria en el cargo.

¡Deja tu opinión!