LA DIPUTACIÓN COLABORA CON ALCER TOLEDO PARA MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA DE LOS ENFERMOS RENALES

LA DIPUTACIÓN COLABORA CON ALCER TOLEDO PARA MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA DE LOS ENFERMOS RENALES

La diputada de Sanidad y Bienestar Social participaba en la inauguración de una jornada dirigida a los enfermos renales, familiares, profesionales sanitarios, psicólogos, trabajadores sociales y a todas las personas interesadas en el análisis y conocimiento de la situación actual de los afectados por las enfermedades renales.

La diputada de Sanidad y Bienestar Social de la Diputación de Toledo, María José Gallego, participaba esta mañana en el Hotel Beatriz en la apertura de la XXVI jornada de insuficiencia renal y trasplante, organizada por la Asociación para la lucha contra las enfermedades del riñón (ALCER-Toledo), confirmando la colaboración de la Institución con la misma para mejorar la calidad de vida de los enfermos renales.

María José Gallego compartía la inauguración con el presidente de ALCER-Toledo, Juan Carlos García del Villar y la concejala de Servicios Sociales, Igualdad, Mayores, Personas con Discapacidad y Familia del Ayuntamiento de Toledo, Ana Belén Abellán.

La diputada provincial recordaba la cooperación anual y la sensibilidad que el Gobierno de Álvaro Gutiérrez mantiene con ALCER-Toledo, “como lo atestigua la colaboración económica que destinamos cada año al proyecto “Mejora de la calidad de vida del enfermo renal y familiares”.

Un proyecto, señalaba Gallego, que incide en la trascendencia de esa ayuda para ofrecer atención individualizada al enfermo renal y a sus familiares, prevenir la enfermedad renal y concienciar a la población sobre la donación de órganos y el trasplante.

María José Gallego aludía al paréntesis obligado el pasado año por la pandemia en la celebración de estas jornadas y resaltaba la importancia de las mismas “para debatir, divulgar, contrastar y poner en común los avances sobre las enfermedades renales, que afectan a más de siete millones de personas en España”.

Se refería también a Castilla-La Mancha “donde la enfermedad renal crónica sigue creciendo, a pesar de tener mejores datos que la media nacional, siendo ya más de 3.000 las personas de nuestra región que precisan tratamiento renal sustitutivo, como la diálisis o el trasplante”.

Remarcaba el apoyo institucional de la Diputación “para investigar y celebrar jornadas informativas encaminadas a avanzar en el tratamiento de una enfermedad dolorosa, que afecta directamente a los pacientes y a su entorno más directo”.

La jornada que se celebra hoy en el Hotel Beatriz está dirigida a los enfermos renales, familiares, profesionales sanitarios, psicólogos, trabajadores sociales y a todas las personas interesadas en el análisis y conocimiento de la situación actual de los afectados por las enfermedades renales.

Acababa María José Gallego su intervención reconociendo la labor de todas y todos los que colaboran con ALCER-Toledo, y mostrándoles su agradecimiento y el de la Diputación de Toledo por trabajar para mejorar la calidad de vida y el bienestar de los afectados.

¡Deja tu opinión!