Sindicalistas de CCOO-ONCE procedentes de toda España se encierran en la sede de la Organización Nacional de Ciegos en Alcázar de San Juan

Contra la intención de la Entidad de despedir a un trabajador, candidato a delegado sindical en las listas de CCOO, actualmente de baja por accidente laboral y al que en los próximos días le correspondía pasar a indefinido tras tres años de contratos temporales.

Los encerrados han aprovechado la celebración de un acto de la cúpula de la entidad con vendedores y directivos de la provincia de Ciudad Real para colarse en el recinto provistos de sacos de dormir, viandas y pancartas y hacer así patente su protesta, que piensan sostener “hasta que la dirección de la ONCE que rectifique su arbitraria e injustificada decisión”

. Una veintena de sindicalistas de CCOO-ONCE procedentes de toda España se han encerrado esta tarde por sorpresa en la sede de la Organización Nacional de Ciegos en Alcázar de San Juan (Ciudad Real) para denunciar la pretensión de la dirección de despedir a un trabajador, vendedor del cupón, candidato a delegado sindical en las listas de CCOO, actualmente de baja por accidente de trabajo y al que en los próximos días le corresponde renovar su contrato tras tres años de contratos temporales.

Los encerrados han aprovechado un acto con vendedores y directivos convocado en Alcázar de san Juan para entrar en el recinto provistos de sacos de dormir, viandas y carteles y hacer así patente su protesta, que piensan sostener “hasta que la dirección de la ONCE que rectifique su arbitraria e injustificada decisión”

“No hay razones para despedir a J. T. a quien por norma y convenio le corresponde seguir en plantilla”, ha denunciado el responsable de la sección sindical de CCOO-CLM en la ONCE, Rafael Carlos Pereira González, que se encuentra entre los encerrados.

“Nuestra Entidad, que se dice social, quiere dejar a J. T. en la calle sin que haya sido objeto de ninguna sanción y a pesar de que sus ventas estaban muy por encima, incluso, de las cifras que la Dirección exige para otorgar contrato indefinido. Y con un despreciable agravante: se encuentra en situación de baja médica por un accidente de trabajo. Situación que a la ONCE le sale gratis, porque tiene exención total de cuota patronal de toda su plantilla de personas con discapacidad.”

“Quizás la verdadera causa de esta lamentable conducta de la Entidad es la implicación y participación de nuestro compañero, como candidato número dos de nuestra lista en las Elecciones Sindicales del pasado mes de febrero”, ha denunciado Pereira.

“La Dirección de la ONCE tiene a sus espaldas una reiterada conducta antisindical, en favor del Sindicato UTO-UGT (Unión de Trabajadores de la ONCE, hoy integrado en UGT). La última condena por esta conducta la obtuvo la ONCE en Sentencia del Juzgado de lo Social de Lugo, ratificada por el TSJ de Galicia, que declaró nulo el pasado año el despido de nuestra delegada en la Agencia de Lugo”

“No queremos que J. T. tenga que esperar otro largo proceso judicial. CCOO no abandonará la movilización hasta conseguir que la ONCE garantice que nuestro compañero de Ciudad Real seguirá en la plantilla”.

¡Deja tu opinión!