Paula Gutiérrez: «El hotel La vida de antes nos ha dado muchas alegrías e incertidumbre en la pandemia»

Paula Gutiérrez: "Vivimos en el hotel una etapa de incertidumbre con la pandemia pero estamos muy contentos con el proyecto al día de hoy"

El Hotel «La vida de antes» de la localidad toledana de Consuegra cumple su 15 aniversario. La familia Ortiz-Gutiérrez ha decidido celebrar el evento con una fiesta que reúna a las personas que han ayudado a que este proyecto salga adelante, con el éxito que ha conseguido, al encontrarse ubicado en una de las ciudades turísticas más importantes de Castilla-La Mancha. Sin embargo, la pandemia también hizo sus estragos y paralizó la vida del hotel unos meses, unos meses en la que la incertidumbre era la sensación que más afectaba a sus dueños. Al día de hoy la situación está prácticamente normalizada. Siguiendo todas las medidas de seguridad, el hotel no deja de recibir visitas a diario. Los días laborables suelen elegir el hotel empresas de toda España, que han repetido más de una vez a la hora de elegir un alojamiento, los fines de semana turistas llegados desde distintas partes de España y del mundo. Su gerente, Paula Gutiérrez, nos ha contado la historia de este hotel de tres estrellas.

Buenos días Paula. Enhorabuena por este proyecto, y cuéntame ¿cómo nació o de quien surgió la idea de construir un hotel con características tan pecualiares como el que estamos visitando?

El hotel es un proyecto original en el que decidimos rehabilitar una casa antigua, una casa señorial de gente de Consuegra, y decidimos respetar su estructura y arquitectura. Eso fue lo más importante para nosotros, algo que antepusimos al beneficio económico. La idea en principio fue rehabilitar la casa aprovechando el oficio de mi marido que se dedica a las reformas, y al final se convirtió en un proyecto de rehabilitación familiar.

¿Cómo se convirtió en hotel esta casa señorial?

Pues pedimos ayuda al PRODER, y fue donde se nos facilitó la idea de hacer un hotelito, porque no había muchos en la zona, lo que sí existen son Casas Rurales; nos gustó la idea y nos lanzamos a abarcar este proyecto que cumple 15 años.

¿Tardásteis mucho en poner este hotel en marcha?

Al principio abarcar un proyecto en el que no tienes experiencia se nos hizo un poco cuesta arriba. Tardamos dos años en rehabilitar la casa como hotel. Y después, para nuestra sorpresa salió todo rodado, gracias a la contratación de personas que tenían experiencia en este mundo y que nos apoyaron y ayudaron mucho a dar los primeros pasos, de las cuales aprendimos, y ahora lo llevamos con ayuda de profesionales, tras habernos convertido nosotros en nuevos profesionales, gracias a la experiencia vivida.

¿Me hablas de un proyecto familiar?

Sí, cuando te hablo de familiar, lo que te quiero decir es que la rehabilitación corrió a cargo de mi marido y su familia, que son buenos maestros albañiles. Yo era la que me encargaba de pedir las subvenciones y averiguar las ayudas que nos podían ayudar a dar ese primer empujón para poner la empresa en marcha.

Después pusimos un anuncio de necesidad de empleados, y nos presentaron un currículum que nos encantó, llamamos a la muchacha, la profesional se enamoró de nuestro proyecto, y lo vivió como suyo y gracias a ella, que llegaba desde Asturias, dimos nuestros primeros pasos, contando con la experiencia que ella traía.

Entre vuestras labores de puesta en marcha del hotel ¿qué hicistéis por ofertar un hotel con calidad en la zona?

Pues gestionamos la Q de calidad, aunque desde el principio seguimos la normativa de esta marca de garantía turística española, que finalmente la conseguimos; aunque actualmente no la tenemos, pues la renovación era bastante costosa, pero los servicios que se ofrecen en el hotel cumplen todos sus requisitos técnicos de la Q de calidad. Nuestro objetivo es dar la máxima calidad y en ello trabajamos en el día a día.

Veo que booking os tiene calificados con un 9,2

Sí, es una buena nota que nos han dado nuestros clientes. Los certificados de calidad tuvieron un momento en el que sacarlos era importante para la empresa, pero ahora las cosas han cambiado, porque ahora las redes sociales lo dicen todo, además contando con la experiencia que ha vivido el cliente en el lugar donde ha estado, por lo que la objetividad cumple un papel importante de cara a que se contraten nuevos servicios.

¿Cuándo se inauguró el hotel?

Abrimos el hotel prestando nuestros primeros servicios a un grupo de coros y danzas que llegaba de Valencia a participar en el Festival Nacional de Folclore «Fiesta de la Rosa del Azafrán de Consuegra» en 2006. Oficialmente abrimos el 30 de noviembre de 2006, por ello este aniversario lo celebramos el 27 de noviembre, porque es el fin de semana más próximo a la fecha de inauguración oficial en 2006.

¿El hotel por qué normativa se rige?

El hotel se rige por la normativa de los hoteles, en este caso de los hoteles rurales, porque se encuentra dentro de un entorno rural.

Visitando el hotel ¿qué nos encontramos al día de hoy?

Inicialmente ofertamos nueve habitaciones, ahora ya ofertamos doce habitaciones y damos como servicio alojamiento y desayuno, y actualmente tenemos un restaurante que es una empresa paralela, el restaurante «El retorno», que se encuentra dentro del hotel dando servicio al hotel, y a la gente de la calle.

¿Cuál es el perfil del cliente del hotel rural La Vida de Antes?

Nos visita mucha gente de Madrid. Esta gente suele venir los fines de semana, y entre semana viene gente de empresa, clientes que tenemos ya fijos. Y los fines de semana vienen gente de Madrid y de todas las partes de España, y se ve que la gente tiene ganas de disfrutar, porque estamos teniendo una entrada al hotel aceptable en estos momentos. También nos llega gente del extranjero. Sobre todo tenemos clientes a nivel nacional del norte de España y de Cataluña.

Aparte de los servicios antes mencionados, ¿ofertáis algún servicio, digamos «extraordinario o puntual»?

Cuando el cliente entra al hotel le damos un trato familiar. Le enseñamos el hotel, le contamos lo que pueden ver en Consuegra. Tenemos piscina en verano y hemos abierto un gimnasio, recientemente, tenemos un restaurante de alta cocina, contamos con servicio de masajes tenemos una salita con chimenea en invierno que es zona común, tenemos exposiciones periódicamente (pintura, escultura, fotografía…), ofertamos yoga y pilates en talleres puntuales, así como conciertos.

Ahora vamos a hablar del acto de inauguración ¿cómo lo vais a celebrar?

Pues hemos invitado a muchísima gente. Se celebra este sábado 27 de noviembre a partir de las 19.00 horas. Y en este acto lo que queremos es agradecer a todas las personas que han contribuido a que este proyecto salga adelante su aportación. Hemos invitado a empleados, desde que comenzara a funcionar el hotel, artistas que han expuesto exposiciones, músicos que han tocado en conciertos, clientes especiales, al Ayuntamiento, proveedores, en definitiva todas las personas que han quedado con su contribución como parte de este hotel rural.

Y cambiado de tercio, no me queda más remedio, pese al éxito cosechado, preguntarte ¿cómo se vivió el confinamiento, la pandemia y esta crisis sanitaria que sigue preocupando?

El confinamiento fue un jarro de agua fría para todos que despertó la incertidumbre e incluso el miedo. Empezamos a sentirnos aliviados cuando se convocaron los ERTES a los que nos acogimos. Perdonamos alquileres como el de restaurante. El hotel estuvo cerrado, totalmente cerrado durante el confinamiento. Yo me venía a limpiar y estaba pendiente de teléfono, pero no llamaba nadie.

Aún así no me desprendí del teléfono. Ya en junio empezó a despertarse un poco el movimiento turístico, el verano fue muy bueno, y esto nos llenó de esperanza e ilusión; pero… en noviembre de 2020 tuvimos que volver a cerrar. La comunidades autónomas estaban cerradas, sobre todo nos afectaba Madrid, de la que dependemos mucho, no nos llegaba nada, aunque dentro de Castilla-La Mancha había algo de movimiento de personas de empresa, pero no había turismo en sí.

La situación a nivel económico era insostenible y volvimos al ERTE. Y pasamos otros seis meses metidos en la incertidumbre. Hemos tenido como un año de pérdidas pero ahora desde el pasado mes de julio estamos en una situación normal, que al menos nos permite cubrir gastos.

Muchas gracias Paula, y que podamos celebrar más aniversarios.

A ti.

¡Deja tu opinión!