EL NUEVO DEÁN TOMA POSESIÓN DE SU CARGO

EL NUEVO DEÁN TOMA POSESIÓN DE SU CARGO

Sr. Arzobispo: «La catedral tiene que ser casa común y casa de todos»

El Arzobispo de Toledo, don Francisco Cerro Chaves, ha presidido esta mañana el acto de toma de posesión de don Juan Pedro Sánchez Gamero como nuevo deán del cabildo primado. En el acto han participado el arzobispo emérito, don Braulio Rodríguez Plaza, y el obispo emérito de Segovia, don Ángel Rubio Castro, junto con los miembros del cabildo toledano, autoridades civiles y militares y un grupo de familiares y amigos del nuevo deán

A las nueve de la mañana el Sr. Arzobispo presidía la Santa Misa capitular, en la capilla de la Virgen del Sagrario. Al finalizar, junto con los miembros del cabildo, se ha dirigido a la sala capitular, donde el nuevo deán ha realizado la profesión de fe y el juramento de fidelidad a la Iglesia, para cumplir con las tareas que corresponden a su nombramiento como deán del cabildo.


Desde allí se han dirigido al coro mayor, donde don Juan Pedro ha ocupado el sitial que le corresponde y ha tomado posesión de su oficio. En ese momento, el que hasta hoy ha sido presidente del cabildo, don Jaime León Gómez, ha recordado a sus antecesores y ha manifestado la disposición del cabildo para seguir prestando su servicio a la Iglesia y a la sociedad, conforme a la herencia recibida.


Gratitud y reconocimiento


Por su parte, don Juan Pedro Sánchez Gamero ha querido dar las gracias al Sr. Arzobispo por la confianza que ha depositado en él «para que realice esta misión en estos tiempos difíciles y cargados de ilusionases retos». Además, ha hecho extensivo su agradecimiento «a los pastores que le han precedido, y que sucesivamente me han ido encomendando muy diversos y apasionantes ministerios y servicios en nuestra querida Iglesia toledana».


Además, ha querido manifestar también su gratitud a los miembros del cabildo primado, así como su reconocimiento «muy especial» a sus predecesores que «han ejercido este mismo servicio desde que me incorporé al cabildo: don Santiago, don Juan y don Juan Miguel y también, aunque por mes y medio, a don Jaime. Cada uno, con vuestra forma
distinta de ser y de hacer, me habéis enseñado mucho y habéis hecho posible que esta Iglesia catedral primada resplandezca dada vez más en todos sus aspectos».


Tras dar las gracias a toda «la gran familia de la catedral» y a sus familiares y amigos que le han acompañado en su ministerio sacerdotal, ha recordado que «la catedral es el emblema de esta ciudad» y «debe serlo también de toda la archidiócesis, a la vez que templo de referencia en el mundo. Como sede y catedral del obispo, el templo primado se
ha de convertir en lugar y espacio de encuentro, en lo espiritual, en lo cultural y en lo socialcaritativo».



Vida espiritual, patrimonio cultural y acción caritativa y social

En el primer aspecto, ha de ser «epicentro de la vida espiritual de la archidiócesis y, por lo tanto, lugar y espacio de encuentro para la oración, para la celebración del culto divino y para la celebración de los sacramentos».


En el ámbito cultural, la catedral de Toledo ha generado «un patrimonio cultural milenario, exclusivo y único, que es expresión de una fe, de un sentimiento y de una forma de vida que ha ido manifestando en las distintas épocas con magníficas obras de religiosidad y de arte».


Y finalmente, la catedral de Toledo es «lugar y espacio de encuentro en la acción caritativa y social», porque «nunca ha estado de espaldas a la realidad y a las personas».

Tras la intervención del nuevo deán, el Sr. Arzobispo ha pronunciado unas breves palabras de agradecimiento por la labor realizada en la etapa anterior, y ha invitado al nuevo deán y a los miembros del cabildo a «servir desde la actitud profunda de un corazón manso y humilde», recordando que estamos en tiempo de esperanza y, por eso, «la catedral tiene que ser casa común y casa de todos».

¡Deja tu opinión!