VACUNACIÓN EN NIÑOS: su primera experiencia para superar la pandemia

Los efectos secundarios suelen ser leves, según Sanidad, y de corta duración, además parecidos a los de otras vacunas que se ponen en la infancia.

Tras más de año y medio de pandemia, después de haber atendido a la población más vulnerable, de inagotables horas de trabajo en los centros sanitarios y las buenas noticias que llegaban el pasado verano, ahora una nueva variante de la COVID-19 ómicron comienza a extenderse, y día tras día la incidencia acumulada de contagio sube.

En España se está recomendando y llevando a cabo la inoculación de la tercera dosis o dosis de refuerzo, ya nos situamos en los mayores de 40 años y mayores de 50 años, tras ser vacunados con la tercera dosis desde los 70 año hacia arriba; pero se ha sumado un nuevo grupo de población: los niños.

Varios centros educativos en toda España han tenido que clausurar clases enteras y mandar a sus alumnos y alumnas a confinarse en casa, por distintos motivos. El inicio del curso escolar ha puesto otro punto de alerta en Sanidad y los niños y niñas ha tenido que empezar a vacunarse.

En Castilla-La Mancha se comenzaba el pasado miércoles y según declaraciones del presidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page la vacunación en menores continuará este fin de semana, de momento entra en vacunación los niños y niñas de 9 a 11 años, para el 4 de enero se prevé llegar a edades inferiores.

A los niños y niñas que no han pasado la enfermedad recibirán dos dosis de la vacuna Pfizer con un espacio entre ellas de ocho semanas.

Pfizer es la vacuna autorizada por Sanidad para menores de 12 años, la misma que se utiliza con el resto de la población pero en una dosis menor.

Al niño o niña cuando llegar a su centro de salud o en su centro educativo, acompañado de un mayor, se le pide que se siente y la vacuna se administra en el brazo no dominante; la segunda dosis puede ponerse en el mismo brazo.

Después los niños esperan 15 minutos para ver la reacción a la vacuna, que puede aparecer en horas posteriores, por lo que se pide que se haga vida normal pero no ejercicio físico o actividad física intensa.

Los efectos secundarios suelen ser leves, según Sanidad, y de corta duración, además parecidos a los de otras vacunas que se ponen en la infancia.

Las reacciones más adversas pasan por dolor en el lugar de la inyección, cansancio y dolor de cabeza, por lo que se recomienda que si estos síntomas persisten se tome un paracetamol.

Desde Sanidad se recomienda que antes de ir a vacunarse se tomen antitérmicos o analgésicos.

¡Deja tu opinión!

Abrir chat
Hola! Estás en el WhatsApp de Mancha Digital
En que podemos ayudarte?