EL GRUPO JOTAS DE ANTAÑO. ROSA DEL AZAFRÁN CANTA POR LAS CALLES Y BARRIOS DE MADRIDEJOS

Las vecinas de la Plazuela del Toledano los han recibido con todo detalle, dulces navideños y bebida, para ayudar a la garganta a cantar.

Madridejos va dando pasos cada día hacia la Navidad con su XX Festival de Villancicos. Villancicos por barrios. Cada día un grupo o asociación madridejense se encarga de llevar los villancicos de siempre por los barrios de la localidad, y hoy el grupo Jotas de antaño. Rosa del azafrán, que dirige en su parte musical, Alejandro Muñín, han comenzado a cantar en la barrio de La Magdalena, después han ido cantando hasta la Plazuela del Toledano y desde allí al Parque de la Caridad.

Aunque el grupo no iba al completo, por encontrarnos en día de trabajo, si que un número importante de miembros de este grupo de mayores han acompañado los villancicos, con siete vocalistas y tres guitarras, que han cantado varios villancicos, entre ellos, Los peces en el río, Suena la zambomba, repica el tambor p La Virgen se está peinando, entre otros.

Los participantes han sido invitados en la Plazuela del Toledano por sus vecinas a unas pastas y un licor que han recibido con gusto, vecinas que les han acompañado tarareando las canciones que han ido cantando, junto a otras personas que se han acercado a este evento navideño.

En la Plazuela del Toledano sus vecinos han vivido esta ocasión como especial, por ello han comprado un nacimiento elaborado en hierro y han preparado en el Parque de El Lapicero un ambiente navideño como los de antaño, con su Nacimiento, su leña, y su asador de castañas, encabezado por una lona que dice «Feliz Navidad».

Los vecinos de la Plazuela del Toledano han puesto todo su entusiasmo en esta celebración

Según explicaban las vecinas del barrio, esta ocasión les ha servido para reunirse en las últimas tardes, porque además de participar en la XII Ruta de Belenes arreglando el parque de El Lapicero, se han sumado a preparar este escenario para recibir a los grupos que cantarán los villancicos por barrios.

Mañana a las 22.00 horas volverán a recibir a los grupos participantes, y de seguro que les invitarán a comer unas castañas asadas, porque ha sido costumbre en estos días de atrás, cuidando las medidas de seguridad, que algunos de los vecinos del barrio se reúnan a tomar unas castañas asadas llegada la noche.

Hoy pensaban comprar 10 kilos de castañas para tomarlas junto al Belén cuando los maridos llegasen a casa del trabajo, y tener una pequeña reunión navideña, un poco más distanciada, al aire libre, cuidando la distancia de seguridad, y con la alegría de siempre, pese a que la COVID 19 sigue entre nosotros.

Pero ante la alegría y llegada de la Navidad, «Al mal tiempo buena cara» eso sí, cuidando las medidas de seguridad sanitaria.

VÍDEO

¡Deja tu opinión!