LOS ANTIGUOS ALUMNOS DE LA SALLE VUELVEN A COLABORAR CON LA PARROQUIA

Los alumnos intentarán vender hasta un total de 500 calendarios, con propósito solidario, al precio de 5 euros.

La Asociación Cultural de Antiguos Alumnos de la Salle de Consuegra vuelven este 2022 a colaborar con la Parroquia de Consuegra con la venta de calendarios en los que se recogen hasta 14 imágenes, de distintos fotógrafos aficionados de la zona de La Mancha toledana.

Según han informado fuentes de la Asociación Cultural de Antiguos Alumnos de la Salle, «este año colaboramos con la venta de calendarios a beneficio de las obras de la Parroquia consaburense de San Juan Bautista, y no es el primer calendario con el que contribuimos, puede que sea el quinto o sexto calendario que vendemos con fines solidarios».

Este año la recaudación se destina a las obras que se están realizando en la iglesia de San Juan, parroquia de Consuegra, en la que se está levantando toda la cubierta y poniéndola nueva.

Los calendarios se venden a 5 euros y las fotos han sido realizadas por los fotógrafos José Manuel Perulero Martín, Aurelio Redondo Almansa, Julio García Ortiz, Vicente Merino González, Francisco Domínguez Gómez y Alfredo Lara Ruiz.

Un total de 500 ejemplares se han puesto a la venta solidaria, y las fotografías que contiene el calendario corresponden todas al municipio de Consuegra.

PRESENTADO EL CALENDARIO PÚBLICAMENTE EL PASADO 8 DE DICIEMBRE

El pasado 8 de diciembre con motivo de la festividad de la patrona de la Asociación Cultural de Antiguos Alumnos de La Salle, la Inmaculada Concepción, se presentaba este calendario solidario, en un acto público al que acudían, para su presentación, el alcalde de Consuegra, José Manuel Quijorna García y el concejal de Obras, Luis Tapetado.

La recaudación obtenida se destinará a las obras de la última fase de rehabilitación de la iglesia de San Juan Bautista del siglo XVIII.

Las obras de la Parroquia han pasado por distintas fases: una primera en la que la que se instaló un nuevo solado, calefacción y se pintó su interior; una segunda fase donde se consolidaron los muros al resentirse sus cimientos, y la tercera, en la que se está trabajando para mejorar la cubierta de la iglesia.

¡Deja tu opinión!