BARGAS Y OLÍAS DEL REY PARTICIPAN EN EL ESTUDIO PILOTO PARA LA INSTALACIÓN DEL QUINTO CONTENEDOR EN LA PROVINCIA DE TOLEDO

El presidente de la Diputación de Toledo ha firmado por parte del presidente del Consorcio de Servicios Públicos Medioambientales y las alcaldesas de ambas localidades del convenio de colaboración que servirá de experiencia previa para extender la recogida selectiva de biorresiduos a los municipios de la provincia de Toledo donde se prestará este servicio.

Se trata de un paso más en el proyecto de implantación de la recogida selectiva de materia orgánica en las localidades toledanas que supondrá una importante mejora en la recogida y tratamiento de los residuos urbanos y un avance en el compromiso del Gobierno de la Diputación y del Consorcio de Servicios Públicos Medioambientales provincial con la economía circular y el desarrollo sostenible.

Bargas y Olías del Rey son las dos localidades toledanas donde se va a desarrollar el estudio piloto de recogida selectiva de biorresiduos de cara a la implantación del quinto contenedor de recogida selectiva de materia orgánica en la provincia de Toledo que supondrá una importante mejora en la recogida y tratamiento de los residuos urbanos y un avance en el compromiso del Gobierno de la Diputación y del Consorcio de Servicios Públicos Medioambientales provincial con la economía circular y el desarrollo sostenible.

Con este estudio piloto se pretende que el Consorcio disponga de información concreta y precisa sobre el comportamiento del ciudadano ante la implantación de la recogida selectiva de biorresiduos y las repercusiones en su posterior tratamiento en la nueva planta de biometanización de que dispondrá el Ecoparque de Toledo en los municipios  de la provincia de Toledo donde se prestará este servicio y que serán 193 localidades.

Para la ejecución del estudio piloto hoy se firmaba el convenio de colaboración que permitirá su desarrollo en un acto al que asistía el presidente de la Diputación de Toledo, Álvaro Gutiérrez, y que rubricaban el presidente del Consorcio de Servicios Públicos Medioambientales de la provincia de Toledo y diputado de Protección Civil, Extinción de Incendios y Consorcios, Rafael Martín, y las alcaldesas de Bargas, Isabel Tornero, y de Olías del Rey, Charo Navas.

El presidente de la Diputación de Toledo destacaba “la importancia del convenio firmado con Bargas y Olías del Rey para poner en marcha un estudio piloto para la recogida selectiva de biorresiduos y la implantación del quinto contenedor en estos municipios, con el claro compromiso de extenderlo a lo largo de los próximos meses a toda la provincia de Toledo”

Álvaro Gutiérrez agradecía y felicitaba a las alcaldesas de Bargas y de Olías del Rey por su colaboración con la Diputación de Toledo y el Consorcio de Servicios Medioambientales y que en sus municipios se desarrolle este estudio piloto.

Y añadía que el mismo aportará información importante para que la extensión a toda la provincia de Toledo de la recogida selectiva de biorresiduos se preste en óptimas condiciones tanto para los ayuntamientos de la provincia como para la ciudadanía, “cumpliendo con las directivas europeas, estatales y autonómicas sobre tratamiento de residuos y el cumplimiento de los objetivos de reutilización y reciclado de los biorresiduos”.

También resaltaba el presidente provincial el trabajo que desde el Consorcio se está llevando a cabo para desarrollar este importante proyecto que responde a ese objetivo del tratamiento integral de los residuos de manera cada vez más eficiente que permita la recuperación de recursos que incidan en la necesaria economía circular y desarrollo sostenible.

Por su parte, la alcaldesa de Bargas, Isabel Tornero, señalaba la importancia del estudio que se va a implantar en su municipio y en Olías del Rey para la implantación del quinto contenedor, indicando que “es importantísimo tomar conciencia de la necesidad del reciclaje en general, y en particular este, que va a ser implantado obligatoriamente, porque es una normativa que viene de Europa”, y mostraba su satisfacción por formar parte del estudio piloto.

Mientras que la alcaldesa de Olías del Rey, Charo Navas, confirmaba también su satisfacción “por formar parte del proyecto piloto de implantación del quinto contenedor de biorresiduos, que además viene a sumarse a todas las acciones medioambientales que venimos desarrollando desde el principio de la legislatura, en consonancia con la Agenda 2030”.

Y agregaba que “esperamos que nuestros vecinos y vecinas acojan muy bien la iniciativa y participen de la misma”

Estudio piloto de 4 meses y 74 contenedores de carga lateral

El estudio piloto de recogida selectiva de los biorresiduos en Bargas y en Olías del Rey, que llevará a cabo el Consorcio, a través de la empresa participada Gesmat S.A., tendrá una duración estimada de 4 meses que podrían ampliarse si se estimase necesario y de acuerdo con ambos ayuntamientos.

Previa a la implantación de la recogida de biorresiduos, se desarrollará una campaña de sensibilización informando a los responsables municipales e impulsando la participación voluntaria de todos los usuarios ya que la colaboración ciudadana es uno de los ejes fundamentales de este proyecto puesto que la instalación del quinto contenedor supone un cambio de hábitos en el reciclaje de residuos.

Se van a instalar 74 contenedores de carga lateral adaptados específicamente para el depósito de biorresiduos en aquellas ubicaciones de los dos municipios que participan en el estudio en las que exista una isla completa de contenedores de la actual recogida selectivs, esto es de papel y cartón, de plásticos y envases, de vidrio y de residuos.

El servicio de recogida selectiva de biorresiduos se hará tres día por semana, sin interferir en la frecuencia habitual de recogida de la fracción resto, que es donde se depositará el resto de residuos que no tienen clasificación específica.

Además, Gesmat informará permanentemente a los ayuntamientos de Bargas y Olías del Rey del desarrollo del estudio piloto y se atenderá cualquier incidencia en la prestación del servicio de recogida selectiva de biorresiduos.

Por su parte, los dos ayuntamientos colaborarán en el desarrollo y difusión de la campaña de sensibilización previa a la implantación de la recogida selectiva de los biorresiduos y supervisarán el uso adecuado por parte de los usuarios del servicio de los nuevos contenedores.

En definitiva, con este estudio piloto se busca valorizar los biorresiduos generados, tales como biodegradables procedentes de jardines, parques, los alimenticios y de cocina procedentes de hogares, restaurantes, servicios de restauración colectiva y establecimientos de venta al por menor; así como los originados en plantas de transformación de alimentos.

¡Deja tu opinión!