La red de contenedores de Cáritas Diocesana de Toledo en la ciudad de Toledo recogió en 2021 un total de 301 toneladas

En la ciudad de Toledo hay 25 contenedores de recogida de ropa usada y en los próximos meses se incrementará en 3 más en zonas en las que hay una mayor demanda.

El 22 de enero de 2019 Cáritas Diocesana de Toledo firmó un convenio de colaboración con el Ayuntamiento de Toledo para la recogida a través de contenedores, reutilización y gestión de la ropa usada en la ciudad. El convenio establecía la instalación de 12 contenedores que se sumaban a otros 12 que Cáritas ya tenía repartidos en espacios privados de la ciudad, fundamentalmente en parroquias. El convenio también contemplaba la retirada de las decenas de contenedores ilegales de ropa usada que se ubicaban por todas partes de la ciudad y que favorecían un negocio ilegal, mejorando por lo tanto la ordenación de la recogida de ropa usada y la ocupación de vía pública.

Según informan fuentes de Cáritas Diocesana de Toledo, la secretaria general de Cáritas Diocesana de Toledo, Mónica Moreno, y el concejal de Concejal delegado de Limpieza Viaria y Mantenimiento de Centros Municipales, Ramón Lorente, han hecho balance hoy en rueda de prensa de este acuerdo de colaboración, que permitirá en los próximos meses también la instalación de tres nuevos contenedores en la ciudad de Toledo, en las zonas en las que en estos momentos también hay mayor demanda.

Mónica Moreno ha informado que tres años después los contenedores en la ciudad de Toledo están presentes en todos los barrios de Toledo, en Santa María de Benquerencia, Azucaica, Santa Bárbara, Avda. Europa, Santa Teresa, Buenavista, Valparaiso, Montesión y Buenavista, en lugares visibles y fácilmente localizables e identificables por parte de la ciudadanía. Los 25 contenedores que hay en la ciudad de Toledo han permitido recoger en 2021 un total de 301 toneladas de residuo textil, un 17,9% más que en 2020. El total recogido supone un 18,54% respecto del total de residuos.

Según la secretaria general de Cáritas Diocesana de Toledo, que ha dado las gracias también a la colaboración ciudadana, “este dato del 18,54% significa que la ciudad de Toledo se sitúa en el ranking de las ciudades que más ropa usada reutiliza, ya que la media a nivel nacional se sitúa en el 12,16 % y Castilla – La Mancha se sitúa en el 9,10 %”.

“En estos tres años los contenedores rojos de Cáritas se han consolidado como un referente claro para que los toledanos puedan contribuir con Cáritas, su labor social, el cuidado del medio ambiente y la reutilización de la ropa en el marco de la economía circular”, ha señalado Mónica Moreno, que ha reiterado el agradecimiento a la Concejalía de Limpieza Viaria y Mantenimiento de Centros Municipales del Ayuntamiento.

Por su parte el concejal delegado, Ramón Lorente, ha señalado que los datos de recogida de ropa en Toledo son “ciertamente favorables y esperanzadores” en el contexto de una próxima Ley de Residuos y la transposición europea que obligará a las administraciones locales a la recogida selectiva del residuo textil dado el importante impacto de la producción textil y los residuos generados en el medio ambiente, “uno de los mayores retos en materia ambiental de la Unión Europea”.

En estos años, la recogida selectiva (es decir, la forma en la que el ciudadano determina antes de la recogida dónde deposita un determinado tipo de residuo) ha supuesto la recogida de una importante cantidad de ropa usada o residuo textil y que Cáritas reutiliza al 100%.

Labor social y cuidado del medio ambiente

Por otra parte, Mónica Moreno también ha resaltado la labor social y el cuidado del medio ambiente que supone la donación de la ropa usada. Así ha recordado que la gestión de la recogida, transporte, traslado, clasificación y gestión integral de la ropa usada se realiza a través de la empresa de inserción Inserta Toledo S.L. promovida por Cáritas Diocesana de Toledo a finales de 2018, siendo la única empresa de inserción en la provincia de Toledo.

La empresa de inserción socio-laboral desde 2019 ha permitido 18 oportunidades reales y concretas de trabajo protegido para personas en situación de exclusión social, la mayoría de ellas provenientes de los propios Servicios Sociales de la ciudad de Toledo.

Asimismo la ropa donada a Cáritas, especialmente en la ciudad de Toledo, también ha permitido poner en marcha un proyecto pionero en la ciudad: la tienda Moda Re, inaugurada hace poco más de un año en el barrio de Santa Teresa, que supone un espacio comercial para la venta de ropa de segunda mano y nueva a precios bajos. Es otra forma de reutilizar una cantidad importante de la ropa que es donada a través de los contenedores permitiendo una segunda vida a las prendas y la creación de más puestos de trabajo protegido y el impulso económico en el comercio de proximidad en uno de nuestros barrios de la ciudad.

En relación al cuidado de la Casa Común la recogida selectiva de la ropa usada en toda la Archidiócesis de Toledo y su reutilización contribuye de forma importante en el cuidado del medio ambiente, especialmente evitando el consumo de combustibles y materiales en la fabricación de nuevas prendas.

¡Deja tu opinión!

Abrir chat
Hola! Estás en el WhatsApp de Mancha Digital
En que podemos ayudarte?