LOS TRASPLANTES RENALES HAN CRECIDO UN 68% EN EL ÚLTIMO AÑO

Durante el año pasado, y a pesar de las dificultades generadas por cada una de las olas de la pandemia, se han registrado un total de 64 donaciones de órganos, que han permitido recibir un trasplante a 146 personas.

A pesar de las dificultades generadas por cada una de las olas de la pandemia, Castilla-La Mancha ha conseguido ir recuperando la actividad de trasplantes renales, que ha crecido un 68 por ciento en el último año con respecto al ejercicio anterior.
 
Según los datos recogidos por la Unidad Autonómica de Coordinación de Trasplantes de Castilla-La Mancha, los complejos hospitalarios universitario de Toledo y Albacete han realizado un total de 76 trasplantes renales en el año 2021.
 
En lo que se refiere a donaciones de órganos, fueron 64 las registradas durante el año pasado, que han permitido recibir un trasplante a 146 personas. Con una tasa interanual de 31,4 donantes por millón de población, Castilla-La Mancha ha mantenido el mismo número de donaciones que el año anterior.
 
El 60,9 por ciento de las donaciones registradas el año pasado en la Comunidad Autónoma fueron multiorgánicas y la edad media de los donantes se situó un poco por encima de los 62 años.
 
Además, y como consecuencia del trabajo que se viene realizando en los últimos años para la obtención de donantes a corazón parado o en asistolia, el año pasado se consiguió 15 donaciones de este tipo en la región.
 
Por centros hospitalarios, en 2021 de los 64 donantes de órganos y tejidos, 26 se registraron en el Complejo Hospitalario Universitario de Toledo –siete de ellos en asistolia-, 20 en el de Albacete -con otros siete en asistolia-, nueve en el Hospital General Universitario de Ciudad Real, seis en el Hospital Universitario de Guadalajara -uno de ellos en asistolia-, uno en el Hospital General La Mancha Centro, uno en el Hospital Virgen de la Luz de Cuenca y uno en el Hospital Nuestra Señora del Prado de Talavera.
 
Por otra parte, el año pasado hubo once donaciones solo de tejidos, siendo el Complejo Hospitalario Universitario de Albacete el que registró el mayor número, con seis. En cuanto a las donaciones de médula ósea, en 2021 el registro de nuevos donantes ha sido de 765.
 
Durante el año pasado, las negativas familiares a la donación de órganos se situaron en el 25 por ciento en el caso de muerte encefálica y en el 24,2 por ciento si se incluye tanto muerte encefálica como asistolia.
 
Con el fin de seguir mejorando estos datos, el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) va a seguir programando este año cursos específicos para proporcionar a los profesionales sanitarios las herramientas necesarias que les ayuden a comunicarse con las familias de forma adecuada e incrementar el porcentaje de éxito en la donación de órganos, tratando de reducir el índice de negativas en el momento de solicitar la donación a los familiares.
 
El Servicio de Salud de Castilla-La Mancha agradece el esfuerzo de todos los servicios implicados en el proceso de donación y trasplantes, muy relacionados con la atención al paciente crítico y, por lo tanto, sobre los que ha recaído buena parte de la presión asistencial durante los dos últimos años con motivo de la pandemia a pesar de lo cual han mostrado una gran implicación con esta prestación.

Asimismo, quiere trasladar su reconocimiento a los familiares de los donantes de órganos por la generosidad demostrada en los momentos más duros del fallecimiento de un ser querido y decidir dar vida a otra persona que lo necesita.

¡Deja tu opinión!

Abrir chat
Hola! Estás en el WhatsApp de Mancha Digital
En que podemos ayudarte?